lunes, diciembre 25, 2006

CARROS DE FUEGO



Doble homenaje en este día de Navidad para un filme y una BSO de 1.981, que conmovió a toda una generación.

Hasta que vi esa película con apenas 9 años yo jamás había corrido, y en términos generales no había practicado deporte alguno. Desde entonces, no he dejado de correr... Incluso estuve federado, incluso quedé campeón intercentros de institutos, incluso tuve la mejor marca cadete nacional de 800 metros, incluso llegué a estar en el programa Objetivo 92 (aquel para preparar nuestras Olimpiadas), y entonces lo dejé. Y lo hice porque yo quería disfrutar corriendo, y no sufrir o ser un esclavo del atletismo. Y para ganar, para llegar a lo más alto, hay que sacrificarse, y mucho.

Tampoco había tocado jamás el piano, y lo cierto es que casi nunca lo he vuelto a hacer después. Pero aprendí a tocar esta sencilla y magnífica composición en aquel 8º de mis vecinos en los bloques. Gracias Enrique y Jose por vuestra paciencia y por prestarme aquel piano maravillo que era la envidia del barrio.

Dos jóvenes de muy diferentes clases sociales se preparan para competir en las Olimpiadas de París en 1.924. Sus objetivos y anhelos son distintos, pero el espíritu de superación los une, por encima de cualquier otro convencionalismo. Sensacional conjunto y mejor guión para esta película que se llevó cuatro Oscar, entre los que están a Mejor Película y Mejor Guión.

Otro de los Oscar fue para la BSO, compuesta por el magistral Vangelis (autor también, entre otras, de las BSO geniales de Blade Runner y 1.492: La Conquista del Paraíso). La composición central de esta BSO es sencillamente estratosférica, y de algún modo es capaz de transmitir toda la fuerza de los sentimientos que encarna la película: el sufrimiento, el esfuerzo, el afán de superación, el fracaso y el éxito... Al escucharla uno aspira a ser mejor. Al escucharla uno se emociona, y es complicado no soltar alguna que otra lágrima fugaz.

Pongan los altovoces bien altos para disfrutar del vídeo, y vuelvan a ver la película, o no se la pierdan si no la han visto nunca.

Yo ahora me voy al Parque Juan Carlos I, aquí en Madrid, equipado con mi MP3, a escuchar esta música mientras, claro está, soy libre, hago lo que nunca he dejado de hacer desde aquellos 9 años, y disfruto del aire y de los carros de fuego... CORRIENDO.

martes, diciembre 19, 2006

OTRA VUELTA DE TUERCA


Magnífica novela del escritor norteamericano Henry James. A lo largo de algunos años de mi adolescencia más precoz estuvo entre mis favoritas. Hoy al menos cuenta con un lugar privilegiado.

James nos cuenta una historia sencilla, de fantasmas, de miedos... ¿o no? Una institutiz llega a una extraña mansión ubicada en un idílico paraje para hacerse cargo de la educación de dos niños. Desde ese momento comienzan a sucederse una serie de inexplicables acontecimientos...

La "vuelta de tuerca" es el juego al que el narrador somete al lector: ¿es acaso cierto todo lo que se cuenta? ¿existen los fantasmas? ¿acaso no es más terrible pensar que todo no sea obra de seres espectrales?

Perfectamente escrita, mantiene un sensacional pulso narrativo que nos acongoja y nos llena de preguntas. Si se lee en soledad y por la noche...

Henry James fue un notable novelista, que además abarcó otros ámbitos, y que dejó excelentes obras como Los papeles de Aspern o Retrato de una Dama, pero es sin duda esta Otra vuelta de Tuerca la que lo hará inmortal para siempre, y es que para muchos (entre los que me incluyo) es la mejor novela de fantasmas jamás escrita.

Ha sido llevada numerosas veces al cine (con mayor o menor acierto) e incluso nuestro Amenábar se inspiró claramente en ella para su filme Los Otros. Está editada en bolsillo, aunque también se puede conseguir legalmente en formato digital en incontables bibliotecas virtuales. De modo que no hay excusa para perdérsela.

Que se aterroricen con esta joya!!

domingo, diciembre 10, 2006

RADIOHEAD - CREEP



Hay muchos que ya han echado a Radiohead en el olvido, y algunos muy jóvenes que incluso no saben ni quienes son (lo pude descubrir tras un post acerca del Britpop).

No seré yo quien niegue que Radiohead siempre ha sido un grupo minoritario, ya que incluso en su apogeo, a principios de los 90´s, eran pocos en España los que adquirían sus discos (en menor grado, pero algo similar sucedía con Suede).

Afortunadamente, ahí siguen sus canciones para siempre, dejando una huella imborrable en muchos, que tenemos asociada su música a un montón de recuerdos.

Creep es la mejor de sus canciones, incluida en el album Pablo Honey (1993), pese a que su mejor compacto (ya lo comenté en su momento) sea OK Computer (1997).

La canción estaba en la BSO de una curiosa película vietnamita llamada Cyclo (1995) que ganó el León de Oro en Venecia, y consigue inundar de romanticismo y magia un momento de la misma.

Sencillamente genial melodía que ha influenciado y sigue influenciando a un buen puñado de grupos británicos. El videoclip también es una joya de discreta sencillez.

Me quedo con una frase de la canción, que traduzco de forma libre:

¿Qué diablos estoy haciendo aquí?

martes, noviembre 21, 2006

ANIVERSARIO


Hace ahora un año que este blog fue inaugurado, que vio la luz al nuevo mundo de la blogosfera.

En este tiempo he ido hablando mucho de mis aficiones, de aquellos artistas u obras que más me han impresionado, y lo he combinado con apuntes personales, e incluso con un par de post de corte político que han generado bastante polémica.

Me he abierto desde las cuatro paredes de mi habitación un poquito más al mundo. Entrar en la blogosfera me ha recordado cuando en 1997 me inicié en el mundo de los chats, pareciéndome que aquello era el "no va más". Con "mudito" como nick, me pasaba las horas muertas en Telépolis (que luego sería suculentamente adquirida) con un puñado de amigos que se podían contar con los dedos de las manos. Tras un año, aquello era insoportable, y de los 20 usuarios registrados pasamos a cerca de 50.000, y de dos salas de chat se pasó a cientos de ellas...

El mundo de los blogs me ha devuelto a la ciber-sociedad, y en este año, además de compartir comentarios con amigos "de los de toda la vida", he podido tener el honor de conocer a nuevas personas, a las que ya considero amigas, y que desde luego me han aportado muchísimo. Tengo registradas más de 100, por lo que es imposible mencionarlos a todos, aunque, sólo por poner un ejemplo, diré que Horrorscope, Sr. Sancha, Wallias, Darthz, Anuski, Moonlight o J.A. Peig ya forman parte de una especie de "círculo" de personas a las que aprecio y de las que no me gusta estar mucho tiempo sin saber de ellas.

Un lujo haber llegado a este lugar, haberme hecho un huequecito, y haber tenido el privilegio de haber sumado en este año más de 5.000 visitas (modesto en la red, pero a mis ojos toda una pasada).

Gracias por seguir ahí.

sábado, octubre 28, 2006

The Connells - ´74 ´75


En 1993 un modesto y veterano grupo estadounidense dedicó una canción a los compañeros de la escuela superior en la que se habían graduado 20 años antes, sin saber que estaban componiendo una de las mejores canciones de la década. Para mí, la mejor, y eso que las hay fabulosas.
El vídeo muestra a los compañeros reales en su foto de graduación y 20 años después.
Una canción maravillosa con la que cualquiera podemos sentirnos identificados (cualquiera que pueda echar la vista atrás con una cierta perspectiva).
Yo hoy se la dedico a tantos y tantos buenos amigos que mi memoria retiene tal y como eran, como en una fotografía que se negara a admitir el paso del tiempo.
Va por vosotros.

domingo, octubre 22, 2006

MARADONA

MARADONA

Es el segundo post que dedico al fútbol... no será lo frecuente, pero de vez en cuando hablaré de esta pequeña pasión que compagino con mi devoción por el arte en general, y por la literatura en particular.

Y hablando de arte: ¿acaso no ha sido Maradona un artista?

Se cumplen treinta años exactos desde que este maravilloso jugador (no hablamos de su vida personal) debutó con el Argentinos Juniors en la liga argentina, con apenas 16 añitos. He tenido la fortuna, como tantos otros, de verle jugar y quedarme con la boca abierta preguntándome: ¿cómo es posible que alguien maneje así un balón?

He podido ver grabados partidos de otros genios del balón: Pelé, Di Stéfano, Cruyff... pero, quizá influenciado por la contemporaneidad, ninguo alcanza la belleza que logró "El Diego" jugando al fútbol. Siempre recomendaré ver sus mejores partidos una y mil veces. Verlos tranquilamente.

Maradona tenía un regate magistral, un toque de balón de ensueño (menudas faltas con el Nápoles), una velocidad en jugada endiablada, una capacidad de liderazgo increíble (hizo campeona a una Argentina mediocre y a un Nápoles de poca monta) que fue capaz de levantar a un país casi siempre sometido al fantasma de la automisericordia...

Hasta personas a las que sencillamente no les gusta este deporte han disfrutado con Maradona. Y eso ya es mucho decir.

Les dejo un vídeo que muestra sólo algunas ensoñaciones que nos dejó para siempre.

Gracias Maradona por haber jugado tan bien al fútbol y por habernos regalado tanta belleza.

domingo, octubre 08, 2006

Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco



Extraordinario filme que una vez visionado deja una impresión y un mensaje imborrable para el resto de nuestras vidas: "Ojo con romper las reglas, mucho ojo con tratar de cambiar lo establecido".

McMurphy es un delicuente que para evitar la prisión se pasa por loco y es ingresado en un manicomio. Una vez en él intentará integrarse, comprender a los deficientes mentales con los que convive y, por qué no, tratar de hacerles la vida mejor. Pero se encontrará con la oposición radical tanto de la dirección del centro como del equipo de enfermeros.

Sensacional actuación de Jack Nicholson y Louise Fletcher, ambos inolvidables. Una dirección prodigiosa de Milos Forman y unos secundarios magníficos terminan de dar vida a un guión de los que sale uno cada 25 años. De verdad, ESTRATOSFÉRICA en su conjunto.

Sin desvelar el final, sólo decir que es de esos que te dejan dos días con un nudo gordiano en el estómago, y con una sensación extraña de rabia e impotencia. Tremendo documento/denuncia del mundo que entre todos (incluido el que redacta, por supuesto) creamos día a día.

Tiene el privilegio de ser una de las tres películas que han ganado los 5 oscar importantes (película, dirección, actor, actriz y guión) junto a Sucedió una noche y El silencio de los corderos. Yo, sin duda, y sin desmerecer a las otras dos, me quedo de largo con esta.

INOLVIDABLE OBRA MAESTRA.

martes, septiembre 26, 2006

Mi Lista de Principales


Durante más de diez años (entre 1982 y 1992) mantuve semanalmente una lista propia de grandes éxitos, a modo de emulación de los 40 principales, pero sujeta a mis criterios personales y con 50 entradas. Hubo momentos en los que fui capaz de mantener hasta cuatro listas a la vez (singles, maxis, lp´s y no-singles), lo que muestra mi grado de colgadura y la cantidad de tiempo libre del que disponía. Llegados los 90 me fue costando mantenerla, hasta que dejé prácticamente de elaborarla en 1993. Aún conservo algunos cuadernos con aquellos listados, y me parto de la risa al repasarlos. Dejo, casi para escarnio propio y vergüenza, el top-five de las canciones que más semanas fueron número uno. No tiene desperdicio.

1. Live is Life (Opus) - 13 semanas
2. Moonlight Shadow (M. Oldfield) - 10 semanas
3. I Can Lose My Heart Tonight (CC Catch) - 9 semanas
4. Héroe de Leyenda (Héroes del Silencio) - 8 semanas
5. Lambada (Kaoma) - 7 semanas

Y así es la cruda realidad...

domingo, septiembre 17, 2006

Madrid, again


Cuando ya casi tenía un pie y medio en Valencia resulta que me quedo en Madrid. Estos días no puedo dedicarle el tiempo que se merece al blog porque estoy muy liado con mi nuevo trabajo y tratando de volver a reordenar mi vida. Lo lamento.

Una multinacional y, pincipalmente, mi hija, son las causas de esta decisión. La primera por ofrecerme un interesante plan de carrera, la segunda porque le ha cogido gusto a la ciudad y al barrio en el que vivimos, y está un poquito harta de tanta mudanza (una cada dos años).

Es curioso sentir que vuelves a estar en una ciudad cuando no la habías dejado físicamente, sino sólo con la mente. Ayer estuve paseando por el centro, y era como si Madrid me recibiera por primera vez, como si nunca en toda mi vida hubiera transitado sus calles y cualquier edificio mil veces visto me sorprendiera y maravillara.

Esto también me permite seguir luchando por un sueño que tuve cuando dejé Barcelona, y que comenté en su momento sentado en una mesa redonda con mis queridos Dani, Iván, Miki y Carol: venía a Madrid para, por fin, triunfar en la literatura. Comoquiera que el triunfo es algo muy particular, yo regresaba a Valencia con la sensación de no haberlo alcanzado. Esperemos que esta tregua le proporcione nuevas oportunidades al manido sueño...

Deseo volver a mantener el blog actualizado a un ritmo normal en breve, una vez todo haya vuelto a la normalidad.

Un abrazo a todos los que leen este blog.

lunes, agosto 21, 2006

En Busca del Tiempo Perdido


Esta obra monumental (más de 3.000 páginas) marcó de una manera profundísima mi forma de ver el mundo y de acercarme a la literatura. Está dividida en siete volúmenes, y así la abordé yo, en siete veranos consecutivos, desde mis tiernos 14 años hasta los 20. Ahora sería incapaz de volver a hacerlo, pero en la adolescencia leía una media de 400 libros al año (ahora apenas una treintena) y muchos de ellos clásicos rusos y fraceses, que no se caracterizan por su economía expresiva, precisamente.
Marcel Proust crea una obra magistral, muy autobiográfica, en la que la nostalgia y el romanticismo a ultranza están presentes en todo momento. Dedicó 20 años de su vida, muchos de ellos recluido en un habitáculo de reducidas dimensiones y en el que se apartaba del mundo. Este fue uno de los motivos principales que me incitó a su lectura (y es que hay que ver cómo estaba uno del tarro por entonces...).
No es de lectura sencilla. A mi me encantan el último tomo, "El tiempo recobrado",y , sobre todo, el primero, "Por el camino de Swann".
"El tiempo recobrado" contiene muchas claves para entender la obra en su conjunto, y una serie de guiños y conjeturas, e incluso trampas para el lector. Es un pequeño monumento a la nostalgia.
Comoquiera que en 3.000 páginas hay mucho de aburrido y de descripciones abrumadoramente innecesarias (aunque en ellas muestra Proust su magnífico dominio del lenguaje), yo recomiendo a aquellos que se acerquen por vez primera el tomo inicial, porque, además de ser mi favorito, es de sencilla lectura. Contiene el pasaje más famoso de la novela, el de la magdalena mojada en té que cataliza el proceso del recuerdo. Pero es que su segunda parte, "Unos amores de Swann" (que suele venderse por separado, porque de hecho así puede leerse)constituye uno de los más hermosos y románticos pasajes de la literatura universal. Es lo único que releo con cierta frecuencia de Proust, ya que intentar otra vez abarcar el conjunto se me hace imposible.
Tras leer a Proust uno se torna más reflexivo, más romántico y, por supuesto, más melancólico (no importa la edad). Desde entonces la infancia y "el tiempo perdido" han sido una constante en mi modesta escritura.

viernes, agosto 18, 2006

Brit-Pop



Lo reconozco, soy adicto a esta corriente musical que nació en Inglaterra como respuesta al grunge americano. Muchos dicen que inaugurada con el genial "Parklife" de Blur. Para mí arrancó con Suede y Radiohead.


Desde entonces he de admitir que cada nueva hornada de grupos consigue que al menos una canción me seduzca. Los ritmos melódicos y románticos basados en el primer Bowie o The Smiths me encandilan y encienden mi imaginación. No existe otra música en la actualidad que lo consiga. Otra cosa es el apartado de las letras, que como casi siempre en los ingleses muestran bastante irregularidad, mezclando agunas fantásticas con verdaderos bodrios indignos de los acordes que los sustentan.

Voy a recomendar una serie de compactos que ya forman parte de mi vida, y que recomiendo encarecidamente a todo aquel que (si no lo ha hecho ya) quiera sumergirse de lleno en esta música llena de calidad y sencillez. Algunos apenas se han vendido en España, otros han sido grandes éxitos, hay de todo:



- Parklife, Blur.
- Ok Computer, Radiohead.
- Suede, Suede.
- What´s The Story Morning Glory?, Oasis.
- Different Class, Pulp.
- Elastica, Elastica.
- The Invisible Band, Travis.
- A Rush Of Blood To The Head, Coldplay.
- Hopes And Fears, Keane.



Desde luego que es mi personal selección, y que muchos echarán en falta algunos grupos o álbums, pero considero que si no están todos los que son, si que son todos los que están.

Algún día dedicare un post al origen de todo esto, y a grupos como los mencionados The Smiths, o Roxy Music, Eurythmics, Erasure, Police y Pet Shop Boys (entre otros, sin olvidar al setentero Bowie).

Y ahora me voy a escribir un rato mientras escucho de fondo algunos de los fabulosos discos que estos grupos nos han dejado para la historia de la música.

miércoles, agosto 09, 2006

Woody Allen


Este cineasta es, por el conjunto de su obra, mi favorito de todos los tiempos. Allen consigue algo sólo al alcance de unos pocos: hacernos reir y reflexionar con inteligencia.
Este verano lo estoy dedicando a leer todos los guiones que la editorial Tusquets ha publicado de él en castellano, y son absolutamente soberbios.
La pasión por Woody Allen me viene desde muy pequeño, cuando vi "Toma el dinero y corre" y no paré de reirme todo el filme. Luego vendrían muchos buenos ratos más. En esa película pude ver por vez primera la capacidad de este cineasta de reirse de sí mismo (algo frecuente entre los genios norteamericanos, y que deberíamos copiar. Creo que sólo los ingleses les secundan).
Allen aborda casi siempre los mismos temas en sus películas: la inseguridad, la identidad propia, el talento, la suerte, la religión, el proceso creador, las paranoias, las relaciones humanas (amorosas, principalmente), la culpa... Sus guiones están muy emparentados con los clásicos rusos: Tolstoi, Chejov, Dostoievski... Casi siempre de manera tangencial, otras de forma patente (Delitos y Faltas, Match Point). Precisamente son sus guiones, cargados de ácidos y geniales diálogos, lo que hace que uno se enamore de Allen. Tiene una buena cesta de nominaciones, aunque sólo haya ganado dos Oscar al mejor guión (y es que en Hollywood no se le entiende muy bien, y de hecho siempre se ha comentado que es un director muy "europeo").
Pero no sólo de guiones excepcionales vive Allen: la dirección de actores, el manejo de la cámara (en ocasiones muy original) y la fotografía son también merecedoras de elogio en muchas de sus obras.
He seleccionado dos películas favoritas para cada una de las décadas, a modo de recomendación:

70´s: Annie Hall / Manhattan
80´s: La Rosa Púrpura de El Cairo / Hannah y sus Hermanas
90´s: Misterioso Asesinato en Manhattan / Balas sobre Broadway

De la actualidad todavía necesito cierta, perspectiva, aunque de momento no me están encandilando.
Hay un filme que dejo fuera de todo análisis, y es que es la película que más me ha hecho reir y que más me sigue haciendo reir de todos los tiempos (independientemente de su calidad en muchos aspectos). La primera media hora es sencillamente genial, estratosférica, soberbia. "Sueños de un seductor", una auténtica joya, homenaje a Humphrey Bogart.
En La2 están pasando un ciclo con sus últimas películas. Los miércoles a las 22:30.

lunes, agosto 07, 2006

Soy un paleto


A coninuación, reproduzco el artículo que amablemente "El País" ha publicado hoy destacado en su sección de cartas al director:

La terrible valoración que el primer ministro libanés, Siniora, ha realizado sobre el efecto que los continuos ataques del ejército israelí están teniendo en su país ha vuelto a conmocionarme. Y la sarcástica nota con la que se cierra la investigación de la matanza de Qana (poco menos que culpando a las víctimas de serlo) ha vuelto a indignarme.
Considero que desde occidente, y más concretamente desde Europa, seguimos haciendo poco para evitar una situación de la que nos avergonzaremos durante años (otros sufrirán las consecuencias, pero están muy lejos de nuestros cómodos hogares).
También es responsabilidad de los ciudadanos movilizarnos y denunciar la impasividad de la comunidad internacional ante hechos tan terribles como los que están acaeciendo. Aunque corramos el riesgo de ser calificados los que nos manifestamos por la paz como paletos. He estudiado dos carreras, tengo dos máster de prestigio, he publicado dos libros, leído cientos, colaborado en prensa desde adolescente... Pero soy un paleto. Según el señor Rajoy somos paletos todos aquellos que, impotentes, salimos a la calle para que nuestra voz se deje oir, en un desesperado intento de parar una masacre. Es mejor callar, quedarnos en casa, concederle una tregua de varias semanas al gobierno israelí para que destroce la zona y haga cundir el odio y el terror entre la población. Es mejor ser "civilizados" y "cultos" y condescender con los aliados ricos, aunque estén machacando a un pueblo que trataba de salir una vez más de la miseria.
Lo reconozco. Prefiero seguir siendo un paleto.

viernes, julio 28, 2006

Retornos



Hoy toca un poema:


He ido perdiendo
esta piel que me rodea
en sucesivas migraciones.

Soy como los pájaros
más melancólicos,
aquellos que sólo vuelan
hacia las risas de la infancia.

Me descubro diminuto
días tras día,
me transita un alma
ínfima y pretérita que
apenas reconozco
pero que perdura más allá
de las obligadas realidades.

Y es suficiente un gesto,
una voz,
o aquellas fotografias en las que nos mudamos
sin movernos,
para que el olvido atenace
los años que me separan de la luz de los sueños,
y el espacio se angoste
en ecuaciones imposibles hasta hacer
del retorno una verdad en mi cuerpo.

Enrique Laso,
Madrid, 28 de julio de 2006.

lunes, julio 24, 2006

¿Por qué?


Lo cierto es que no hay explicación...

El sábado cumplí 34 años. Pronto hará exactamente 15 años que una noche me metí en la cama con dos cajas de Valium 10 y un par de Vodkas en el estómago: a los pocos minutos entré en un sueño placentero y profundo que debiera no haber terminado jamás. Pero un error de cálculo hizo que tres días después me despertara en una UCI con el cuerpo lleno de tubos. Desde entonces, tengo la extraña sensación de que cada día que pasa es una cosa extraña, ajena, involuntaria al devenir del que hubiera sido mi destino. Aquellos días me contaron que perdí muchas neuronas, debido al coma respiratorio. No sé, quizá eso explique mi grado actual de imbecilidad. Algunos años después, alguien a la misma edad que yo (19 años) tuvo más éxito y nos dejó (en el futuro hablaré de él en este blog). Una de las personas que más me ha querido y que más me ha admirado.

En estos quince años han sucedido muchas cosas: he sacado adelante dos carreras, dos máster de prestigio, he ganado algunos premios literarios, he publicado dos libros, he cambiado tres veces de ciudad (Valencia, Barcelona, Madrid) y cinco de domicilio, he asumido puestos de alta dirección en grandes empresas, he ganado bastante dinero (sueldos que han llegado a avergonzarme), he ido en las listas por el PSOE al congreso en unas elecciones, he aprendido a hablar inglés dignamente, he visitado más de 30 países (puestas de sol en México y Colombia, amaneceres en Japón o China, desayunos en Francia y Bélgica, comidas exóticas en Malasia o India...), he cambiado cinco veces de "mejor amigo" y conocido a cientos de personas maravillosas, he compartido casi todo el tiempo con Elena y, lo mejor de todo, he tenido con ella una hija preciosa, María.

Y, sin embargo, cuando me encierro en mi cuarto (con fecuencia) y contemplo los libros que atiborran las estanterias recuerdo lo que me empujó a ingerir aquellas pastillas azuladas y casi diminutas... y no me arrepiento de lo que hice, nunca lo he hecho.

Y cuando me acuesto pienso: ¿Por qué? Y recuerdo aquellas acertadísimas palabras de Cortázar:
"En fin, literatura..."

martes, julio 18, 2006

Recuperando la Cordura


Bueno, al fin Jazztel ha conseguido recuperar mi conexión de alta velocidad. La verdad, no os podeís imaginar cuánto se echa de menos navegar decentemente (los 5 kbps. de las últimas semanas me han llegado a desesperar hasta límites inimaginables). Cuando yo era un adolescente, allá a finales de los ochenta, no había móviles, ni internet, ni email... como mucho un spectrum con las teclas gastadas, y ahora soy incapaz de quedar con alguien sin hablar cinco minutos antes con él. Qué tiempos en los que se quedaba de un sábado para otro en un lugar fijo, y a una hora predeterminada.

Por cierto, en favor de Jazztel he de decir que toda esta pesadilla ha tenido su parte positiva: me han regalado un router inalámbrico y las cuotas de los meses de julio y agosto.

En otro orden de cosas, Valencia está cada día más cerca, y es más que probable que en Septiembre regrese a esa tierra que tanto adoro. De cualquier forma, echaré mucho de menos Madrid y esta casita en la que he pasado los últimos dos años...

Bueno, voy recuperando la cordura y espero actualizar el blog con la frecuencia habitual. Un abrazo a todos los blogosferos.

lunes, julio 03, 2006

Problemillas

Lamento que este blog no esté teniendo la continuidad que ni él mismo ni los asiduos lectores se merecen, pero hay dos cuestiones temporales que están creándome complicaciones varias:

- Mi conexión ADSL (que tengo contratada con Jazztel) no está "sincronizada" con la Central, lo que hace que no tenga acceso. Me tengo que conectar con una churro-conexión de toda la vida con un módem de 56Kb (que como todos sabemos te facilita la vertiginosa velocidad real de 5Kb por segundo). Me juran y prometen que esta misma semana estará resuelto el problema.

- Por otro lado, ahora mismo mi vida profesional está sometida a grandes cambios (que me he buscado yo solito), lo que hace que tenga que invertir mucho tiempo en mi futuro más inmediato. Con cambio de residencia incluido, con todo lo que ello comporta.

Espero poder atender como se debe el presente blog en una semanita o dos como mucho. Entretanto, muchas gracias por la paciencia.

martes, junio 13, 2006

Esplendor en la hierba




Los que me conocen bien saben que esta película se encuentra entre mis cinco favoritas de todos los tiempos, y lo saben sobre todo porque repito sin descanso escenas o frases de la misma. Y repito muchísimo el maravilloso poema de Wordsworth, que reproduciré al final del presente post.

Está dirigida por el polémico y ultra-conservador Elia Kazan, lamentablemente famoso por su papel en "La Caza de Brujas". Pese a ello (estamos valorándolo como director de cine) en sus películas no se deja translucir sobremanera su ideología, y cuenta con un buen puñado de obras maestras: "Un tranvía llamado deseo", "La ley del silencio", "Al este del edén"...

La película cuenta la hstoria de amor entre Bud (un debutante Warren Beaty) y Dennie (una ya famosa Natalie Wood, que está mpresionante en este filme, por el que fue nominada al Oscar), tieniendo como telón de fondo la crisis del 29. Recupera temas clásicos, como la diferencia de clases, el amor adolescente, la decencia, el cambio generacional, la pérdida de la juventud... y los pone al día (de aquel 1961 en que fue producida). Y lo hace Kazan de una forma magistral.

El filme está cargado de poesía y lirismo (además de que sea un poema el que da título y sentido a toda la película), y hay incontables escenas (sobre todo de Natalie Wood) en las que se nos pone un nudo en la garganta. También hay incontables momentos en los que nos podemos sentir absolutamente identificados con los personajes, y es ahí donde reside la magia de la historia.

El guión de William Inge es sencillamente magistral, y recibió un más que merecido Oscar por él. Realmente si esta película es lo que es y lo que será en el futuro se debe al formidable guión.

No deseo desvelar nada, pero el final es maravilloso, realista, lírico y trágico a más no poder. Inolvidable...

Os dejo con el prometido poema de Wordsworth, que una nerviosa y melancólica Natalie Wood lee en voz alta en clase, antes de romper a llorar:

Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba.
Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores, no hay que afligirse.
Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo.....

martes, junio 06, 2006

Los 80





Estoy trabajando en un largo poemario sobre los años ochenta, la infancia, los recuerdos, el paso del tiempo...

Me gustaría un poco de interactividad. De los poemas ya me encargo yo, no es eso lo que solicito. Nada más quiero recuerdos, imágenes, canciones, películas, vivencias de aquellos "maravillosos años".

A los más mayorcitos: mejor de los primeros años, del 80 al 84.

A los más jóvenes: no importa que sean opiniones o percepciones sobre una década que a lo mejor les tocó de refilón, pero en la que llegaron a este mundo.

Prometo una copia del poemario (allá por octubre) cuando esté terminado para aquellos que colaboren con esta iniativa.

Muchas gracias, blogosferos.

viernes, mayo 26, 2006

Dylan Thomas


Quizá el último poeta maldito, Dylan Thomas ha ejercido desde siempre una influencia muy poderosa en mi forma de escribir, de acercarme a los temas y de jugar con las palabras y su significado. De un tiempo a esta parte esa influencia se ha ido diluyendo, pero nunca negaré el poso que ha dejado en mi poesía.

Nacido en Gales, fue un poeta precoz, a la sombra de un padre que había fracasado como escritor, y que quiso que su hijo obtuviera el éxito que a él se le había negado. Se reconoce como un enamorado de las palabras, de su fuerza y musicalidad. Y a fe que supo exprimirlas.

Ajeno a las corrientes estéticas de su época (básicamente el surrealismo), Dylan supo construir un mundo propio y original, que considero le hará ser un poeta perdurable en el tiempo. Algunas de sus poesías tienen una belleza extraordinarías, con metáforas inverosímiles, de gran fuerza evocadora y lírica.

Desgraciadamente, este genio nos dejó pronto, y murió relativamente joven (con apenas 39 años), machacado por el alcohol. No sabemos hasta dónde hubiera llegado, pero quizá era su sino acabar así.

Dos curiosidades: se suele decir que era un magnífico orador, y solía hacer lecturas tanto en la radio como en la BBC (hay muchas disponibles en internet), aunque a mí me parece un tanto histrionico; por otro lado, también se asegura que Bob Dylan adoptó el pellido del poeta, aunque el propio cantante siempre lo ha negado... quién sabe.

Os dejo un fragmento de mi poema de Dylan favorito:

La fuerza que por la verde espoleta impulsa la flor
impulsa mis verdes años; la que seca las raíces de los árboles
es mi destrucción.
Y yo estoy mudo para decir a la encorvada rosa
que mi juventud está doblada por la misma fiebre invernal.

lunes, mayo 22, 2006

Ser YO


¿Es posible que uno se traicione a sí mismo? ¿Es posible esquivarse, mirar de soslayo la imagen que devuelve el espejo, huir del propio cuerpo?
El mar se empecina en regresar, lanzando sin descanso sus olas contra las mismas rocas, una y otra vez.
¿Es posible no ser uno mismo para convertirse en otro?
Hay una extraña fuerza que me surca las venas desde niño, una convulsión que me arrastra y me obliga, que me atenaza y dispone de mi propia voluntad. Maravillosa prisión en la que estoy encerrado.
¿Es posible acallar la voz interior que nos dicta el único camino para ser felices?
Retengo millones de palabras que ansían en tropel salir y desperdirgarse en cientos de folios. A veces he sido la presa inmensa de un mar de metáforas y versos, de personajes y de historias.
¿Es posible silenciar esas otras vidas que desangran su voz estérilmente? ¿Es posible?
Una vez más, y pese a mis esfuerzos, la respuesta es la única posible: NO.
Vuelvo a ser YO mismo, el único YO que puedo ser, el único capaz de subsistir...

miércoles, mayo 17, 2006

La Doble Vida de Verónica


Me recordó mi hermana que no podía faltar un post de este film, entre mis 5 favoritos de todos los tiempos, y ahí va, como tenía que ser.

"La Doble Vida de Verónica" es la mejor película de un director genial, Krzysztof Kieslowski, conocido por la trilogía "Tres Colores", pero con una obra muy interesante a sus espaldas. Desgraciadamente con su pérdida se perdió también una forma de entender el cine que no se estila ya mucho: el poder de la imagen en conjugación con la música, la fuerza de los gestos, el lirismo en la fotografía...

Precisamente, Kieslowski alcanza el cénit de sus constantes con este film. No diré que sea una película sólo para intelectuales, pero sería estúpido por mi parte no señalar que no es una obra sencilla. Requiere de la complicidad y la participación activa del espectador. Los diálogos son escasos y lacónicos, porque la importancia está en la imagen y la interpretación que hacemos de la misma. Y pese a la carencia de diálogos, el guión es excepcional.

Si tuviera que destacar aspectos de la película comenzaría por las interpretaciones, sencillamente maravillosas. Irene Jacob, además de bellísima, logra transmitir todo el desconcierto y la desesperación contenida que requiere su papel. Seguiría con el guión, que juega a mostrarnos una serie de sentimientos a través de un curioso pretexto: todos podemos tener un doble en alguna parte. La dirección de cámara es sugestiva y majestuosa. Y concluiría, como no, con la fotografía: sobervia, poética, clásica, lírica... Esas imágenes viradas a sepia o rojo, según los momentos, esa escena del tren con una bolita de cristal o la de las marionetas... no hay adjetivos, porque la imagen supera a las palabras.

Dejo en otra galaxia la BSO de Preisner. Excepcional, increíble, magistral, de las mejores BSO que se hayan escrito nunca. No me canso de escucharla, no me canso de llorar con esa música compuesta por el dios Preisner, que bajó un ratito con los humanos para mostrarnos la divinidad del arte...

Algunos pensarán que exagero, que es una película menor, que tiene numerosos defectos, que es un poco larga o aburrida... Yo digo que me quedo corto ante un film que se coló en mi retina y que ya nunca ha abandonado mi memoria.

Sólo para amantes del Séptimo Arte, así, con mayúsculas.

martes, mayo 09, 2006

El Jugador


Dostoievski es, junto a Mann (al que ya dediqué un post) y Faulkner, aunque estos en segundo lugar, el autor que más influyó en mi adolescencia, y todavía mi prosa y mi manera de concebir las novelas tienen mucho que ver con él. Hubo un tiempo (con 15 años) en el que leía y releía sus novelas. Y la que más me gustaba, sin duda, era ésta.

El jugador no será posiblemente la mejor novela de Dostoievski (seguramente lo sea Crimen y Castigo), pero para mí es la más excepcional, y con la que me sentí más identificado. Esa forma de transmitir las pasiones humanas (por el juego, por el dinero y, sobre todo, por el amor) no encuentra parangón en ninguna otra de sus magníficas obras. Alexéi Ivanovich (protagonista y alter-ego del propio autor) y sus desventuras con la ruleta y con la joven y caprichosa Polina son una delicia, recomendable para cualquier lector.

La obra, muy crítica con la nobleza, nos va dibujando una serie de personajes, en los que las bajezas y mezquindades humanas son reflejadas con gran maestría. Además, los giros que el devinir de los acontecimientos hace que los personajes hagan en sus comportamientos, demostrando la incoherencia y la locura de nuestra propia mentalidad, rearfiman a Dostoievski como un gran escrutardor de la sicología humana.

El jugador fue escrita bajo una gran presión, ya que las deudas auciaban al genio ruso, y pese a ello salió una obra maestra.

No hay excusa para no leer esta maravilla de menos de 200 páginas, disponible en numerosas ediciones de bolsillo, y que incluso se puede descargar de manera legal en algunas bibliotecas virtuales.

jueves, mayo 04, 2006

EL SUR


Casi me tiemblan los dedos al redactar este post dedicado a mi película favorita de toda la historia del cine español. Curiosamente la segunda que más me gusta, "El Espíritu de la Colmena", y a la que ya dediqué un post hace algún tiempo, es del mismo director: Víctor Erice.

Me siento ligado extrañamente a esta película, y tal fue la influencia que ejerció sobre mí que en ella está basado un poemario mío, "Infancia Perdida", por el que recibí un importante premio y que luego sería publicado en 1.994 (con la precariedad habitual de las ediciones poéticas).

"El Sur" (1.983) está basada en un relato del mismo título de Adelaida García Morales, autora que recomiendo, sobre todo "La Lógica del Vampiro". Para Erice es una película incompleta, porque falta la parte en la que Estrella regresa a Andalucía. Todo fue debido a que Querejeta (el productor) cortó el presupuesto. Sinceramente... fue un acierto. La película creo que hubiera perdido mucho con la visión de ese sur onírico e idealizado que sugiere el filme, en contraposición a un norte gris, húmedo, opresivo y triste. Desvelar ese sur hubiera supuesto romper la magia, el sueño. Aunque confiando en el buen hacer de Erice tampoco sabemos qué hubiera podido resultar.

La película está impregnada de un misterio y una poesía sublimes, bajo una dirección perfecta. Todo resulta bello y hermoso, pero nada está forzado, no hay en esa búsqueda de la perfección visual situaciones artificiales, todo es asombrosamente natural y cercano.

El guión es magistral, y la figura del padre y del añorado sur se acaban incrustando en cada uno de nosotros como lo están en la propia Estrella. La poesía rezuma por doquier, y la voz en off de la protagonista sirve de refuerzo a la imágenes y a los constantes flash-back.

Los actores están grandiosos, en especial Antonutti, aunque Aparicio y Sonsoles Aranguren rayan a un altísimo nivel (demostrando con esta última Erice las dotes para la dirección de niños que ya demostró con El espítitu). Sólo un punto negro: Icíar Bollaín no está a la altura del resto de interpretaciones, y eso es una pena.

La fotografía es magistral, increíble, de una belleza de fuera de este mundo. Nunca, nunca, insisto, nunca puedo contener las lágrimas de la emoción al ver el plano-secuencia del baile de la primera comunión... el mejor y más emotivo plano secuencia del cine español (y los hay magistrales, lo que no hace sino reforzar el valor de éste).

Cerraré con el primer poema de "Infancia Perdida", gracias al cual pude de dar un pequeño discurso en la Universidad de Alcalá de Henares con sólo 22 añitos, y que debe su gestación a este maravilloso filme:

Siempre volvías con una lluvia
de martillos azules
y yo, durante la espera,
te amaba

viernes, abril 28, 2006

Pollock


Siguiendo en la línea de mi devoción por el expresionismo abstracto, tenemos en Jackson Pollock a uno de sus máximos representantes.

La verdad es que me gustan las tres épocas que pueden diferenciarse en su pintura, pero desde luego me quedo con la que le hizo muldialmente famoso, y en la que usó el action-painting o dripping. La última etapa, muy figurativa y utilizando básicamente el blanco y negro, es también excepcional.

Sus cuadros me inspiran una sensación de ordenado caos, con una belleza inexplicable, y una especie de poesía interna que va del lienzo hasta lo más profundo de nuestra imaginación. Observarlos con detenimiento es una experiencia única.

Desgraciadamente Pollock falleció muy joven, con tan sólo 44 años, debido a un accidente de tráfico. Pero nos dejó para el resto de la historia su extravagante y maravilloso arte.

sábado, abril 22, 2006

Space Oddity


Literatura, pintura, cine... ya tocaba un post de música.

Comenzaré por uno de los genios del siglo XX, y desde luego por uno de los artistas que marcó mi infancia más tierna: David Bowie.

Esta canción, Space Oddity, fue su primer gran éxito, allá por 1.969, aunque yo la escucharía por primera vez en 1.980, con apenas ocho añitos. Luego la escucharía muchas veces, repetidas veces, sin descanso. Para mí, que entonces no entendía el inglés, contenía un mensaje desesperado y desgarrado con el que me sentía completamente identificado. Luego supe que así era, de algún modo, aunque no tal y como yo lo imaginaba.

Esta canción está basada en otra obra genial: "2001, una odisea del espacio", de Kubrick. También se dice que tiene un mensaje oculto sobre las sensaciones del joven Bowie cuando se drogaba...

Mientras escribo suena esta maravillosa música, de letra un tanto provocativa. Y sigue produciendo en mí las mismas sensaciones que cuando era niño: desazón, pérdida, tristeza, agonía, soledad... Es increíble como al mismo tiempo puede hacerme feliz.

Gracias señor Bowie por esta pieza de ensueño.

miércoles, abril 19, 2006

Juegos de la Edad Tardía


Cómo no, tenía que dedicarle un post a esta novela, entre las mejores que se hayan escrito nunca en lengua castellana (y, vamos, en cualquier otra lengua).
Me la regalaron a principios de 1.990, en una época en la que había dejado los estudios (por primera vez) para dedicarme a escribir en exclusiva. Contaba 17 años e iniciaba una etapa en la que fui capaz de escribir más de 3.000 páginas en un solo año, y en la que leí, en el mismo período, cerca de 600 libros. Jamás he vuelto a ser tan prolífico en ninguna de las dos actividades.
Luis Landero escribía desde joven, más como hobby que como profesional. Y dedicó muchos años a esta novela. Y tuvo muchas dificultades para verla publicada. Ya dediqué otro post a "La conjura de los necios", obra que casi perdemos para siempre (desgraciadamente, perdimos a su escritor). Desde entonces ha publicado poco, pero siempre bueno, aunque nada tan magistral como esta pieza de ensueño.
"Juegos de la edad tardía" está escrita maravillosamente: estructura clásica, perfección gramatical, metáforas deslumbrantes, ritmo casi poético... Pero es que además tiene un argumento que engancha, que fascina y con el que podemos sentirnos identificados cualquiera de nosotros. La realidad y el deseo. La posibilidad de volver a empezar. El fracaso y el éxito. La búsqueda de la felicidad, la nuestra, única, a cualquier precio: incluso el de peder la propia cordura. Obra emparentada directamente con los clásicos, y sobre todo con Cervantes y Faulkner, y con los poetas de la generación del 98.
Una lectura casi obligada (hay que leer por placer) y que tiene que estar ya en nuestros institutos, al lado de otras obras maestras de nuestra literatura del siglo XX como "Tiempo de Silencio", "El Camino", "La Familia de Pascual Duarte", "Nada" y tantas otras...
A mí me deslumbró. A mí me animó a seguir leyendo/escribiendo. A mí me hizo seguir soñando.

lunes, abril 10, 2006

La Real


Tras un post "trascendental" toca uno un poco más irreverente. Y es que mi equipo de toda la vida, la Real Sociedad, está pasando por unos momentos complicados, y no hay mejor momento que este para mostrarle todo mi afecto y apoyo.

Soy de la Real desde niño, desde la Liga 79/80 que perdió con el Madrid en la última jornada. Luego ganaría dos Ligas (las únicas) y una Copa del Rey. También llegaría a unas semifinales del la Copa de Europa (ahora la Champions). Desde entonces un par de sub-campeonatos de Liga han sido las máximas alegrías que nos ha deparado a los aficionados. Como se puede apreciar, no es un club de los que cada poco de dan un título.

Soy de la Real porque me hace disfrutar y porque me hace sufrir, igualito que las personas a las que más quieres. Y soy de la Real por un acto irreflexivo de vinculación a unos colores, una vez que ya me entretiene bastante el fútbol. No hay más.

Puede ser que la Real descienda (esperemos que no). No sería la primera vez en su historia, pero sí la primera desde que yo nací, y por lo tanto no tengo "conciencia" de la anteriores ocasiones. Si así sucede será un duro palo, pero ahí estaré, animando a mi Real, como siempre. Animándola más que nunca, cuando más lo necesita.

jueves, abril 06, 2006

GENIO


Toca un post polémico, seguro, y que despertará no pocas críticas. Pero también sincero, y aquellos que me conocen bien sabrán que no hago más que expresar un sentimiento que me acompaña desde siempre. Seguramente nacido de un complejo de inferioridad y aislamiento, frente al que he desarrollado esta estúpida teoría autocomplaciente.

La cuestión es bien sencilla: casi desde que tengo uso de razón me he considerado un genio, un superdotado intelectualmente. Y pese a mi marcada ideología socialdemócrata, este rasgo de mi personalidad me ha conferido siempre un ramalazo fascistoide del que no me puedo desprender.

El origen está, creo, en mi tendencia procaz a la lectura y la escritura, a diferencia de la mayoría de los niños que conocía y me rodeaban. Además, tenía la costumbre de inventar complejos juegos de geografía y economía que sólo me entretenían a mí mismo. Todo ello me obligaba a una necesaria soledad, de la que nunca he logrado desprenderme. Casi siempre como más cómodo me encuentro es a solas: con un libro, escuchando música y, sobre todo, escribiendo en mi ordenador...

Sigo sintiéndome como un genio: muy inteligente, incomprendido, fracasado, desperdiciado por la sociedad, engreído, orgulloso, estúpido, irresponsable y, en muchas ocasiones, inflexible hasta el extremo. Encerrado en una urna, me defiendo del mundo y de la angustia que me atenaza escribiendo poemas hasta altas horas de la madrugada los fines de semana.

Posiblemente moriré como merezco: olvidado y sin conseguir el reconocimiento infantil que ansío y la gloria que que subjetivamente concedo a mis escritos. Y es que, finalmente soy vulgar como el que más, y no me basta con saber estúpidamente que soy genio para uno solo, y que mis escritos son obras maestras con un auditorio que empieza y concluye en mí mismo.

viernes, marzo 31, 2006

El Jovencito Frankenstein


Deseo dedicar un post a esta maravillosa película que he visto una y mil veces. No es la gran obra maestra del cine, pero sí la de un director que me ha arrancado infinitas veces la risa, Mel Brooks.

En uno de eso pocos films en los que terminas con un dolor de tripa terrible porque no terminas de salir de una carcajada para meterte en otra. Y por eso es genial, y por eso hay que emcumbrar esta cinta a lo más alto. No es sencillo hacer que medio mundo se ría, que gente de cualquier edad y condición olvide por un rato cualquier problema y pase una velada fantástica. Sólo está al alcance de unos pocos genios.

La película fue estrenada en 1974, y el maravilloso guión es obra del propio Brooks, aunque de la mano de Gene Wilder (que también hace el papel protagonista), que tuvo la idea original. Es una parodia del "Frankenstain" de la Universal.

Los actores están fantásticos, pero en especial el gran maestro Marty Feldman, en el papel de IGOR, un "jorobado" un tanto peculiar.

Si queréis pasar un rato inolvidable, preparad las mandíbulas para una avalancha de gags de entre los mejores de la historia del cine.

lunes, marzo 27, 2006

Edward Hopper


Maravilloso pintor estadounidense que supo reflejar de una forma sencilla y muy esquemática toda una época, y que luego influyó de manera determinante en multitud de pintores jóvenes.

Edward Hopper (1882-1967) transmite como nadie la soledad y el desemparo a través de unos cuadros limpios, de una sencillez extrema, y basados en paisajes casi siempre de Nueva York o Nueva Inglaterra.

En Madrid podemos disfrutar de una de sus obras más emblemáticas y bellas: Habitación de Hotel, en el Museo Thyssen.

Lo desolado de las escenas, la actitud de los personajes retratados y el vacío de algunos lugares (bares, hoteles, teatros...), son sólo una metáfora de la inmensa desazón que nos atormenta. El mensaje final es que hemos de afrontar la vida solos, porque sólo nosotros mismos nos comprendemos y entendemos nuestra historia.

sábado, marzo 18, 2006

Vivir


Sólo quise deslizarme,
nada más...
Tu voz ha dejado un viento de palabras,
que ha terminado doblando
todos los árboles de mis labios.
Sólo quise escribir,
nada más...
Me quedo contemplando un punto fijo,
hasta que mis pupilas se extinguen,
hasta que la mirada se agota.
Sólo quise sentirte,
nada más...
El tiempo se deshace en los charcos,
como las primeras risas,
y sus gritos los ahoga el agua.
Sólo quise vivir,
nada más...

Enrique Laso.
Madrid, marzo 2006.

lunes, marzo 13, 2006

Vicente Aleixandre


Tenía por fuerza que dedicarle un post al poeta que más me ha influído, junto a Pablo Neruda, en mi forma de escribir en verso.
Vicente Aleixandre (1898-1984), era un hombre tremandamente precavido, tímido y con una salud muy delicada desde su juventud, aunque eso no le impidió vivir ¡86 años!
Su, a mi modo de ver, exagerada modestia le hizo recibir el Premio Nobel (1977) con tremenda sorpresa y excepticismo, aunque también con mucha alegría.
Sus poemas tienen una fuerza casi cósmica, con unas metáforas muy logradas y originales, y unos versos que van desde la concepción más sencilla hasta la más ecléptica. Mis poemarios favoritos son "Sombra del Paraíso" y "Poemas de la Consumación", aunque en cada uno de los que escribió hay verdaderas maravillas.
No puedo negar haberle "robado" alguna de esas bellas imágenes que supo crear con su genialidad sin igual, y no puedo negar tampoco haber llorado como un chiquillo ante la profunda belleza de alguno de sus poemas.
Fue de los primeros poetas que leí con pasión, gracias a una colección de Premios Nobel que había por casa cuando sólo era un infante. Dejo aquí algún fragmento para que todos los puedan disfrutar en esta mañana de lunes:

No es tu final como una copa vanaque hay que apurar. Arroja el casco, y muere.Por eso lentamente levantas en tu manoun brillo o una mención, y arden tus dedos,como una nieve súbita. (El Olvido)

Muero porque me arrojo, porque quiero morir,porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuerano es mío, sino el caliente alientoque si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo. (Unidad en ella)

jueves, marzo 09, 2006

Claude Monet


Vuelvo a realizar un post sobre un pintor, y prometo hacerlo con más frecuencia.
Claude Monet (1840-1926) es el más impresionista de los pintores impresionistas. Tengo que reconocer que con el tiempo revisito menos su obra, de la que cuento con numerosos volúmenes. Y es que el impresionismo creo que nos impacta y nos influye sobre todo en la adolescencia. Pero nunca he perdido el placer de contemplar las obras de este genio de la pintura.
Monet me encandiló desde muy pequeño, tanto por el mundo que recreaba en sus cuadros como por la fuerza del manejo del color, en la que es un maestro sin igual. Artista del "aire libre", fue un hombre que amó la naturaleza y su belleza, París, y que mantuvo en muchos momentos de su vida una gran indepencia, lo que le procuró no pocos problemas e incluso una tentativa de suicidio.
Pequeño homenaje a un artista que llenó de luz y de sueños mis ojos en la infancia, lo que determinó mi visión del mundo en la adolescencia y, si me apuran, mi manera de escribir poemas durante mucho tiempo.

lunes, marzo 06, 2006

EL CASTILLO AMBULANTE



Ayer fui al cine a disfrutar con esta maravillosa película de Miyazaki ("El Viaje de Chihiro", "La Princesa Mononoke", "Mi Vecino Totoro"...) y una vez más no me decepcionó.
Otro vez la magia sale de la pantalla para inundar los ojos y la imaginación. Fabuloso espectáculo creativo en el que el contraste de colores, la diversidad de y originalidad de sucesos, la sensacional música de piano orquestada... nos mantienen embutidos en el asiento durante cerca de dos horas casi sin parpadear.
Cuando la película acaba uno desea seguir en la sala, metido para siempre en ese sabio mundo de sueños que sólo el genio japonés ha sabido crear con tanto talento.
Lamentablemente sólo seis salas en Madrid la pasan (¡cómo será la cosa en el resto de España!). Y es que entre que son dibujos animados, que es japonesa, que no es sencilla de argumento, que por propia voluntad de los creadores no ha contado con campaña de marketing...
Mientra uno contempla este film quiere regresar a su infancia y quiere soñar. Y un poco ahí está parte del argumento (sueño/realidad, infancia/madurez...) El encantamiento al que está sometida Sofie es pura magia y pura metáfora. No desvelo más, porque realmente merece la pena ir al cine y disfrutar una y mil veces con la cinta.

NOTA: estoy muy contento porque, y esto sólo pasa muy de cuando en cuando, los Oscar le hayan hecho justicia a la maravillosa Crash, de la que hice ya un post en su momento.

jueves, marzo 02, 2006

HOUSE


Lamentablemente el ritmo de trabajo me impide mantener este blog tan actualizado como quisiera, pido disculpas por ello, y trataré de remediarlo.
Sólo un breve post para recomendar una serie, House, que se ha convertido en mi favorita, y en lo mejorcito que se emite en abierto en la televisión. La pasan todos los martes (dos episodios) a las 22:00 en cuatro.
Además de la habitual calidad en la factura de las series de éxito norteamericanas, House aporta unos guiones ácidos y atrevidos, abordando el mundo de la medicina desde un ángulo crítico y sarcástico en muchas ocasiones, aunque también con ciertas dosis de realismo. La serie aprovecha este original planteamiento para abordar otros planteamientos filosóficos acerca del comportamiento humano, y para reirse un poco de nosotros mismos y de nuestras miserias.
Los actores están geniales, pero en especial Hugh Laurie, protagonista, que ha ganado este año el Globo de Oro al mejor actor de serie dramática (!?).
Muy recomendable en todos los sentidos: sirve lo mismo como relajante cargado de ironía que como ejercicio intelectual de consumo para las aburridas noches del martes. No os la perdáis.

viernes, febrero 17, 2006

De Repente

Hoy toca poema, por aclamación popular, y porque ya tocaba:

De repente desperté.
El aire tenía una densidad extraña y
la luz
inundaba mis ojos como nunca lo había hecho.
De repente.
Al abrir la boca se me llenaba de pájaros o palabras,
y llegaban en torrentes hasta mi cerebro,
hasta mis ideas,
hasta las mismas entrañas de mi ser.
De repente.
Y el mundo ya no era el mundo que conocía,
y una especie de manto de otro color cubría los edificios,
el asfalto, los parques, los ríos, los coches,
las personas...
Y miré mis manos y se alargaban como para tocar el cielo y los sueños
de una vez por todas,
y se estiraban, cada vez más, y llegaban al cielo y a los sueños...
De repente.
Y salía a la calle y caminaba sobre algo como un océano,
y mis pies descalzos sentían el frío del agua salada.
Y ya no tenía miedo de nada,
e incluso me animaba a escalar más alto,
aferrado a la cumbre invisible con mis manos infinitas...
De repente.

Enrique Laso. Febrero 2006.

domingo, febrero 12, 2006

La Montaña Mágica


Este post está más dedicado al autor que a la novela, porque influyó con muchas de sus obras tanto en mi forma de entender la vida como, irremisiblemente, en mi manera de escribir. Thomas Mann es uno de los mejores escritores de la historia, y sin duda se merece ser recordado constantemente para que sus novelas, complejas, no caigan en el olvido jamás.
La Montaña Mágica es una novela excepcional, hermosa, vibrante, romántica y emotiva. El joven Hans Castorp visita a su primo a un sanatorio, pero su estancia s prolongará más de lo previsto, y ese viaje le abrirá los ojos al mundo, al comportamiento humano, al conocimiento de la sociedad en la que vive, al amor, a...
La redacción es perfecta, de una maestría incomparable y que engancha desde el comienzo. Uno asiste como espectador cómplice a la sucesión de escenas que lentamente van tejiendo un "fresco" de la burguesía de la época, pero que en realidad trasciende mucho más allá, para hacerse universal y eterna. Esta obra es como un pequeño manual para entender mucho de los demás y mucho de nosotros mismos. Los conflictos internos de Castorp bien pueden ser los de cualquier persona de hoy en día.
Me encandilaron especialmente los decimonónicos discursos del liberal Settembrini y el giro, casi inesperado, que en un momento dado da la novela, y que explican por un lado sucesos del momento en el que Mann vive, y por otro la miseria interna que el ser humano lleva dentro.
Nadie debería perderse leer y disfrutar de esta novela, y tampoco de la obra del genial Thomas Mann.

martes, febrero 07, 2006

CRASH


Maravillosa la película de Paul Haggis (guionista de la excepcional "Million Dollar Baby"). Esta "colisión" entre personajes de vidas ajenas es un fiel reflejo de la sociedad y la vida en las grandes ciudades. El miedo del que todos somos presa y víctimas, y el dolor y la violencia que infrigimos, de la que todos somos (ahí está la maravillosa paradoja del filme) culpables.El tratamiento de la cámara, sin aditivos, me parece sencillamente genial. Todos los actores rayan a gran altura, aunque personalmente me quedo con Matt Dillon, en un papel complejo al que le saca todo el partido posible. El guión es fabuloso, y aprovecha situaciones límite, aunque creíbles, para darnos a conocer lo peor y lo mejor que cada uno de nosotros lleva dentro.La banda sonora tampoco se queda atrás, y acompaña perfectamente la trama y los momentos álgidos.Salvando las distancias, esta película me ha traído muchos recuerdos de la no menos genial "21 Gramos", de Alejandro González.Cuando uno abandona la sala el filme le deja un poso durante horas, como atrapado en la tela de araña de sensaciones en la que Haggis nos ha inmerso hábilmente. Se queda uno con la sensación de haberse visto retratado en muchos instantes, con sus virtudes y con sus miserias.En definitiva, cine de gran altura que nadie debería perderse. Sobre gustos los colores, pero en la "lucha" dicotómica establecida por los Oscar de este año, me quedo con este duro retrato (sin desmerecer la película de Ang Lee). Y eso que me muero de ganas de llegar al viernes próximo y lanzarme como un poseso a devorar "Goog Night, and Good Luck"...

domingo, enero 22, 2006

El Túnel


Ernesto Sábato tiene una brevísima producción literaria (excluyendo artículos y ensayos), pero de un calidad excepcional. Hoy toca recomendar su obra más representativa, y uno de los libros que más he regalado a lo largo de mi corta existencia.

El Túnel cuenta la historia de Juan Pablo Castel, un pintor obsesivo y con grandes dificultades para comunicarse, que termina asesinando a la única mujer que le ha comprendido: María Iribarne. No estoy desvelando nada, pues así arranca la novela, el resto es la explicación. Bajo esta interesante premisa se oculta una excusa para hacer un crítica a la sociedad del momento (finales de los años cuarenta), quizá aún más válida hoy en día.

Sábato relata con sobriedad y con un magnífico dominio del lenguaje. Nos lleva de la desesperación a la risa, de lo cotidiano a lo filosófico, de lo real a lo subrealista... Hay momentos de la novela realmente sublimes, como por ejemplo la discusión que entabla el protagonista con un funcionario de correos. Hay también un forma directa de reconocer nuestra verdad más profunda, y Sábato nos enfrenta a ella con la sencillez y la sinceridad de un niño inocente.

Una obra maestra de la literatura que nadie debe perderse.

lunes, enero 16, 2006

Ojos Negros


Ayer volví a ver esta maravillosa película de Mikhalkov, y toda la noche la he pasado soñando con ella. La habré visto más de veinte veces, y no me canso de hacerlo.

El filme está libremente basado en algunos cuentos del fenomenal Chekhov, al que también recomiendo leer con cierta frecuencia. Cuenta con una interpretación soberbia del genial Mastroianni, en uno de sus mejores papeles, que además le iba como anillo al dedo con su carácter espontáneo y pícaro.

El argumento es delicioso, los actores están más que correctos, pero lo más destacable es una fotografía preciosa que inunda al espectador y lo arrebata hacia el cine de verdad, el cine que embauca y deja con los ojos abiertos. Hay escenas memorables, que hacen saltar las lágrimas de emoción y belleza: una mujer que acaba de conocer que lo ha perdido todo observa desde una ventana a un grupo que alegre se hace una fotografía, un hombre que cruza un charco con un cristal, un carro de gitanos que se aleja por la estepa, unos visillos interrumpiendo la visión de un niño al fondo, un gorrito arrastrado por el viento, una cama vacía con el almohadón húmedo de lágrimas y una pared blanca con el rastro dejado también por las lágrimas...

Preciosa, alegre, melancólica, triste, divertiva, emotiva, maravillosa, bella... No hay calificativos para definir a esta película que está y estará siempre entre las mejores de la historia del cine. Mikhalkov recibió el Oscar años después por "Quemados por el Sol", pero en realidad se hacía justicia a su carrera y, sobre todo, a sus "Ojos Negros".

jueves, enero 12, 2006

Agatha Christie


Hoy hace 30 que falleció la que en mi infancia fue mi escritora favorita. Es la autora que más libros ha vendido en la historia, en el conjunto de su colección, con cerca de dos Billones de ejemplares (y sigue creciendo).
Nunca olvidaré las noches hasta las tantas desvelando los asesinatos a los que Poirot, Marple, Hastings, Olivier, Pyne...
Entre mis novelas favoritas: "Asesinato en el Orient Express", "Diez Negritos", "El misterio de las siete esferas" y "El crimen de la guía de ferrocarriles". Las he leído todas, las recomiendo todas igualmente.

Gracias, Gran Dama del Crimen...

sábado, enero 07, 2006

Regalo de Reyes


Hoy hace nueve años que los Reyes Magos me trajeron el mejor regalo que me harán nunca: mi hija María. Llego al mediodía, como un pedacito de cielo. Desde entonces mi vida ha sido otra. Reconozco que es como un motorcito que me hubieran insertado dentro, me ha devuelto a la Vida, me ha devuelto una verdadera razón para vivir. Ella no pidió venir, por eso estoy obligado a cuidarla hasta que pueda ser independiente, y en ese momento, tendré que dejarla volar, que para eso le voy construyendo una alas desde hace tiempo...
Mi hija es una preciosidad, qué voy a decir yo, que soy su padre. Es más parecida a su madre (menos mal!), pero ha sacado los ojos y gran parte de su carácter de mí: es charlatana, creída, responsable, noble, melancólica y alegre (vamos, ciclotímica) y le encanta leer (!!). También tiene cosas de su madre: es abierta a los demás, buena, dulce, muy bonita, risueña, algo gandula y le encanta el folclore (??).
Las fotos que véis las he sacado hoy, en la celebración que hemos hecho en familia. Gracias María por estar aquí, gracias por tus besos, tus sonrisas y tus abrazos. Gracias por hacer que este corazoncito que tengo siga funcionando cada día...

jueves, enero 05, 2006

De Kooning


Hoy toca pintura, que hasta ahora no había recomendado ningún pintor (y eso que me encanta este arte, y que tengo a mi hermana Patty pintora). Os voy a animar a conocer ampliamente a uno de mis favoritos (¡cómo no!). A este lo conocí a fondo tardíamente. Lo había visto en algún libro de arte norteamericano, pero poca cosa. Fue en 1994 cuando me quedé asombrado con su obra, con la fuerza de sus composiciones y, sobre todo, con su impresionante dominio del color, realmente deslumbrante. Era una restrospectiva del mismo, en el museo de arte contemporáneo de Washington DC, ciudad en la que pasé bastante tiempo, ayudando en casas de acogida a "homeless". Desde entonces los cuadros de De Kooning han formado parte de mi vida y, en gran medida, de mis sueños. Si os hacéis con un volúmen suyo seguro que no os arrepentiréis y que os servirá de liberación para la vista y la mente en cualquier momento. Imprescindible.

lunes, enero 02, 2006

El Viaje de Chihiro



Vuelvo a recomendar una película. Esta es de mis favoritas, de las que más veces he visto y de las que menos me cuesta volver a ver (y mira que que ya me la sé de memoria). Dirigida por Miyazaki en 2001, este genio me fue descubierto cuatro años antes por mi hermana Patty a través de otra obra de culto: "La Princesa Mononoke".
El argumento de este film es fascinante, las imágenes soberbias y oníricas, la música preciosa... Uno tiene la sensación de estar soñando, pero soñando no como ahora, sino como cuando era sólo un niño, y todo era posible, y no había límites para nada. Me recuerdo en el cine con la boca y los ojos abiertos, igual que mi hija (que tenía apenas cuatro años entonces), unidos ambos por la magia del cine, del cine con cinco estrellas, del mejor cine de animación que exista... del mejor cine que exista sin más adjetivos.
No he querido subir la imagen de la escena que más me gusta, porque prefiero que sea disfrutada a lo largo de la proyección: Chihiro observa desde un balcón, , mientras cena un extraño bollito de pan, cómo un tren se aleja sobre el agua, en medio de la noche, hacia un diminuto punto de luz, una ciudad distante...
Recomiendo a todos adentrarse en el mundo de Chihiro, abandonarse a la imaginación y disfrutar con una película que emocionará como pocas y que dejará en nuestro interior un poso que se alargará durante días y días (gratis el viernes día 6 a las 23:00 en cuatro). Os animo a arrancar el 2006 con la confianza de que la belleza existe, y está en este mundo en el que vivimos cada día...