domingo, enero 22, 2006

El Túnel


Ernesto Sábato tiene una brevísima producción literaria (excluyendo artículos y ensayos), pero de un calidad excepcional. Hoy toca recomendar su obra más representativa, y uno de los libros que más he regalado a lo largo de mi corta existencia.

El Túnel cuenta la historia de Juan Pablo Castel, un pintor obsesivo y con grandes dificultades para comunicarse, que termina asesinando a la única mujer que le ha comprendido: María Iribarne. No estoy desvelando nada, pues así arranca la novela, el resto es la explicación. Bajo esta interesante premisa se oculta una excusa para hacer un crítica a la sociedad del momento (finales de los años cuarenta), quizá aún más válida hoy en día.

Sábato relata con sobriedad y con un magnífico dominio del lenguaje. Nos lleva de la desesperación a la risa, de lo cotidiano a lo filosófico, de lo real a lo subrealista... Hay momentos de la novela realmente sublimes, como por ejemplo la discusión que entabla el protagonista con un funcionario de correos. Hay también un forma directa de reconocer nuestra verdad más profunda, y Sábato nos enfrenta a ella con la sencillez y la sinceridad de un niño inocente.

Una obra maestra de la literatura que nadie debe perderse.

lunes, enero 16, 2006

Ojos Negros


Ayer volví a ver esta maravillosa película de Mikhalkov, y toda la noche la he pasado soñando con ella. La habré visto más de veinte veces, y no me canso de hacerlo.

El filme está libremente basado en algunos cuentos del fenomenal Chekhov, al que también recomiendo leer con cierta frecuencia. Cuenta con una interpretación soberbia del genial Mastroianni, en uno de sus mejores papeles, que además le iba como anillo al dedo con su carácter espontáneo y pícaro.

El argumento es delicioso, los actores están más que correctos, pero lo más destacable es una fotografía preciosa que inunda al espectador y lo arrebata hacia el cine de verdad, el cine que embauca y deja con los ojos abiertos. Hay escenas memorables, que hacen saltar las lágrimas de emoción y belleza: una mujer que acaba de conocer que lo ha perdido todo observa desde una ventana a un grupo que alegre se hace una fotografía, un hombre que cruza un charco con un cristal, un carro de gitanos que se aleja por la estepa, unos visillos interrumpiendo la visión de un niño al fondo, un gorrito arrastrado por el viento, una cama vacía con el almohadón húmedo de lágrimas y una pared blanca con el rastro dejado también por las lágrimas...

Preciosa, alegre, melancólica, triste, divertiva, emotiva, maravillosa, bella... No hay calificativos para definir a esta película que está y estará siempre entre las mejores de la historia del cine. Mikhalkov recibió el Oscar años después por "Quemados por el Sol", pero en realidad se hacía justicia a su carrera y, sobre todo, a sus "Ojos Negros".

jueves, enero 12, 2006

Agatha Christie


Hoy hace 30 que falleció la que en mi infancia fue mi escritora favorita. Es la autora que más libros ha vendido en la historia, en el conjunto de su colección, con cerca de dos Billones de ejemplares (y sigue creciendo).
Nunca olvidaré las noches hasta las tantas desvelando los asesinatos a los que Poirot, Marple, Hastings, Olivier, Pyne...
Entre mis novelas favoritas: "Asesinato en el Orient Express", "Diez Negritos", "El misterio de las siete esferas" y "El crimen de la guía de ferrocarriles". Las he leído todas, las recomiendo todas igualmente.

Gracias, Gran Dama del Crimen...

sábado, enero 07, 2006

Regalo de Reyes


Hoy hace nueve años que los Reyes Magos me trajeron el mejor regalo que me harán nunca: mi hija María. Llego al mediodía, como un pedacito de cielo. Desde entonces mi vida ha sido otra. Reconozco que es como un motorcito que me hubieran insertado dentro, me ha devuelto a la Vida, me ha devuelto una verdadera razón para vivir. Ella no pidió venir, por eso estoy obligado a cuidarla hasta que pueda ser independiente, y en ese momento, tendré que dejarla volar, que para eso le voy construyendo una alas desde hace tiempo...
Mi hija es una preciosidad, qué voy a decir yo, que soy su padre. Es más parecida a su madre (menos mal!), pero ha sacado los ojos y gran parte de su carácter de mí: es charlatana, creída, responsable, noble, melancólica y alegre (vamos, ciclotímica) y le encanta leer (!!). También tiene cosas de su madre: es abierta a los demás, buena, dulce, muy bonita, risueña, algo gandula y le encanta el folclore (??).
Las fotos que véis las he sacado hoy, en la celebración que hemos hecho en familia. Gracias María por estar aquí, gracias por tus besos, tus sonrisas y tus abrazos. Gracias por hacer que este corazoncito que tengo siga funcionando cada día...

jueves, enero 05, 2006

De Kooning


Hoy toca pintura, que hasta ahora no había recomendado ningún pintor (y eso que me encanta este arte, y que tengo a mi hermana Patty pintora). Os voy a animar a conocer ampliamente a uno de mis favoritos (¡cómo no!). A este lo conocí a fondo tardíamente. Lo había visto en algún libro de arte norteamericano, pero poca cosa. Fue en 1994 cuando me quedé asombrado con su obra, con la fuerza de sus composiciones y, sobre todo, con su impresionante dominio del color, realmente deslumbrante. Era una restrospectiva del mismo, en el museo de arte contemporáneo de Washington DC, ciudad en la que pasé bastante tiempo, ayudando en casas de acogida a "homeless". Desde entonces los cuadros de De Kooning han formado parte de mi vida y, en gran medida, de mis sueños. Si os hacéis con un volúmen suyo seguro que no os arrepentiréis y que os servirá de liberación para la vista y la mente en cualquier momento. Imprescindible.

lunes, enero 02, 2006

El Viaje de Chihiro



Vuelvo a recomendar una película. Esta es de mis favoritas, de las que más veces he visto y de las que menos me cuesta volver a ver (y mira que que ya me la sé de memoria). Dirigida por Miyazaki en 2001, este genio me fue descubierto cuatro años antes por mi hermana Patty a través de otra obra de culto: "La Princesa Mononoke".
El argumento de este film es fascinante, las imágenes soberbias y oníricas, la música preciosa... Uno tiene la sensación de estar soñando, pero soñando no como ahora, sino como cuando era sólo un niño, y todo era posible, y no había límites para nada. Me recuerdo en el cine con la boca y los ojos abiertos, igual que mi hija (que tenía apenas cuatro años entonces), unidos ambos por la magia del cine, del cine con cinco estrellas, del mejor cine de animación que exista... del mejor cine que exista sin más adjetivos.
No he querido subir la imagen de la escena que más me gusta, porque prefiero que sea disfrutada a lo largo de la proyección: Chihiro observa desde un balcón, , mientras cena un extraño bollito de pan, cómo un tren se aleja sobre el agua, en medio de la noche, hacia un diminuto punto de luz, una ciudad distante...
Recomiendo a todos adentrarse en el mundo de Chihiro, abandonarse a la imaginación y disfrutar con una película que emocionará como pocas y que dejará en nuestro interior un poso que se alargará durante días y días (gratis el viernes día 6 a las 23:00 en cuatro). Os animo a arrancar el 2006 con la confianza de que la belleza existe, y está en este mundo en el que vivimos cada día...