lunes, diciembre 25, 2006

CARROS DE FUEGO



Doble homenaje en este día de Navidad para un filme y una BSO de 1.981, que conmovió a toda una generación.

Hasta que vi esa película con apenas 9 años yo jamás había corrido, y en términos generales no había practicado deporte alguno. Desde entonces, no he dejado de correr... Incluso estuve federado, incluso quedé campeón intercentros de institutos, incluso tuve la mejor marca cadete nacional de 800 metros, incluso llegué a estar en el programa Objetivo 92 (aquel para preparar nuestras Olimpiadas), y entonces lo dejé. Y lo hice porque yo quería disfrutar corriendo, y no sufrir o ser un esclavo del atletismo. Y para ganar, para llegar a lo más alto, hay que sacrificarse, y mucho.

Tampoco había tocado jamás el piano, y lo cierto es que casi nunca lo he vuelto a hacer después. Pero aprendí a tocar esta sencilla y magnífica composición en aquel 8º de mis vecinos en los bloques. Gracias Enrique y Jose por vuestra paciencia y por prestarme aquel piano maravillo que era la envidia del barrio.

Dos jóvenes de muy diferentes clases sociales se preparan para competir en las Olimpiadas de París en 1.924. Sus objetivos y anhelos son distintos, pero el espíritu de superación los une, por encima de cualquier otro convencionalismo. Sensacional conjunto y mejor guión para esta película que se llevó cuatro Oscar, entre los que están a Mejor Película y Mejor Guión.

Otro de los Oscar fue para la BSO, compuesta por el magistral Vangelis (autor también, entre otras, de las BSO geniales de Blade Runner y 1.492: La Conquista del Paraíso). La composición central de esta BSO es sencillamente estratosférica, y de algún modo es capaz de transmitir toda la fuerza de los sentimientos que encarna la película: el sufrimiento, el esfuerzo, el afán de superación, el fracaso y el éxito... Al escucharla uno aspira a ser mejor. Al escucharla uno se emociona, y es complicado no soltar alguna que otra lágrima fugaz.

Pongan los altovoces bien altos para disfrutar del vídeo, y vuelvan a ver la película, o no se la pierdan si no la han visto nunca.

Yo ahora me voy al Parque Juan Carlos I, aquí en Madrid, equipado con mi MP3, a escuchar esta música mientras, claro está, soy libre, hago lo que nunca he dejado de hacer desde aquellos 9 años, y disfruto del aire y de los carros de fuego... CORRIENDO.

12 comentarios:

celco dijo...

Esta película es una pasada, y la BSO es maravillosa.

Lo mejor es el tratamiento en sepia.

patty dijo...

mare mia!!!me acuerdo que con esta banda sonor no que que corte me daba mucha pena y me ponía a llorar, y tú cabrón me lo ponías a posta!!!!jajajajaja

mon dijo...

recuerdas la carrera por el patio, debajo de las columnas? esa que tienen que llegar a la meta antes que toquen las 12 campanadas?
pues no lo creeras, pero en mi pueblo la plaza es así, "porchada", como decimos por aqui, o sea con arcadas, y hacen una carrera similar, lo que pasa que nadie ha conseguido nunca acabar antes de las 12 campandas, porque el recorrido igual es de 400 metros, pero es casi igual de emocionante.
un saludo

jan dijo...

Mon, muy buena la imagen de tu pueblo. Ya os imagino a todos emulando a los de la peli.

Esta película me emociona cada vez que la veo, y la música es sencillamente genial.

Feliz 2007.

JohnTrent dijo...

Una de esas peliculas cuya banda sonora me es reconocible e incluso me encanta, aunque la pelicula nunca la he llegado a ver...supongo que no me interesa demasiado, sin motivo razonable.

Saludos.

patty dijo...

hey Mon!!Tú por aqui!!!jejeje la verdad es que mi hermano y tu sois de la misma quinta jurjur que aqui la jovenzuela soy yo tralariii tralaraaaaa

anuski dijo...

Carros de fuego, es una de las películas que para mí figuran entre las mejores de la historia. A pesar de contar con un reparto desconocido y un presupuesto no muy elevado,consiguió abrirse paso. Uno de los mensajes que me transmite es el espíritu de superación, aplicable a cualquier ambito de nuestra vida. Una auténtica maravilla. Feliz Año a todos.

Darthz dijo...

Cuando un sueño se cumple un pequeño duende esboza una sonrisa. Que el 2007 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreír. Y si no sonríe con su tierna carita, sin dudar, dale una buena patada en la boca y retuércele los cojones hasta que sonría el cabrón del duende, que al fin y al cabo es el único favor de mierda que le pides en todo el puto año. ¡Feliz 2007!

Anónimo dijo...

Hello
- owachy.blogspot.com c
07 car civic honda
buy used car
car undefined used
used car bergen
used car oakland
used car greensboro
used car raleigh
used car killeen
used car vallejo
used car tacoma

Darthz dijo...

No estaba seguro de haber pasado por aquí para desearte las felices fiestas que mereces, y veo que ya lo hice, así que reitero en mi vocación de que espero que tengas un buen año, y que como yo, te propongas leer o escribir más, artes que nunca deberían de cansar y deberían de estar cada vez mas presentes en la sociedad.

Una sonrisa, y espero leer algo nuevo más pronto.

owachy dijo...

Patty, qué cabrón que era, poniéndote la cancioncilla sólo para verte emocionarte...
Mon, qué ganas de ir a tu pueblo y vivir esa experiencia por los soportales...
Trent, hay que verla!!
Anuski, qué bueno que haya regresado por aquí, la echaba de menos...
Darthz, muchas gracias amigo por la doble felicitación. Y sí, escribiremos y leeremos muchos. Los dos, por supuesto. Y recuerde que a usted todavía le queda mucho mucho futuro por delante, y ya apunta grandes maneras...

patty dijo...

ey brother, que por aqui huele a queso podrío :P