lunes, agosto 11, 2008

Bocados



Cuelgo este brevísimo relato que está teniendo muchísimas visitas y unas excelentes valoraciones por parte de los usuarios en la web de talentos de El País:

Puedes devorarme si quieres. Lo sé, sé que estás ahí, esperándome, aguardando con tus fauces infinitas el mínimo descuido mío para engullirme. Estoy cansado. Llevo tratando de escapar de tu hambre feroz demasiados años. Creí que terminarías alcanzándome, que finalmente me deglutirías aprovechando un desliz, un descuido. No ha sido así, y después de tanto tiempo te he perdido el miedo. Además, ya no tengo nada, absolutamente nada, que perder. Ven ya, no dudes. Trágame entero y yo dejaré que mi cuerpo se injerte dentro de tí y se confunda para siempre con tus entrañas.
31 de Agosto de 2.008
Hoy hemos encontrado muerto a uno de los pacientes del hospital psiquiátrico. Estaba en un rincón, hecho un ovillo, retorcido grotescamente sobre sí mismo. Lo más extraño, lo más espeluznante, es que el forense ha determinado que la casusa del fallecimiento ha sido axfisia. El paciente, aunque parezca increíble, había obstruido su tráquea mientra trataba de comerse sus propias extremidades.

2 comentarios:

stock investing newsletter dijo...

yeah! its much better,

celco dijo...

Me ha encantado. Tiene una algo de Cortázar, ¿no?