lunes, septiembre 01, 2008

El conflicto de Georgia



Adjunto carta al director que hoy amablemente ha destacado el diario El País en sus páginas de opinión.

Texto:

Hace unos meses asistíamos -algunos, horrorizados- al reconocimiento por parte de la comunidad internacional de la independencia de Kosovo de Serbia, de forma precipitada y con la oposición de países tan relevantes como el nuestro o, lo que es más significativo, de Rusia.

Ahora, los rusos, de forma interesada y ventajista, utilizan el caso kosovar en provecho propio para reconocer la independencia de dos Estados, Abjazia y Osetia del Sur, que forman parte de Georgia y acabarían siendo satélites de Moscú, si es que no pasan directamente a integrarse dentro de sus fronteras. La reacción de la OTAN no se ha hecho esperar, y, además, tanto Washington como Bruselas ya han manifestado su malestar con el comportamiento del Gobierno de Medvédev, a la postre títere de Putin.

Resulta curioso que los rusos arguyan en favor de la misma legislación internacional que ellos violentaron en el caso kosovar. Georgia no puede verse cercenada por la fuerza, y los cambios territoriales, en caso de producirse, deben venir precedidos de un largo proceso de diálogo y consenso.

No hay comentarios: