viernes, marzo 27, 2009

The Legend of Zelda

Brutal esta serie de juegos de consola. Es increíble cómo un equipo de diseñadores es capaz de sacar todo el jugo a una propuesta sencilla, hasta convertirla en una de las alternativas de ocio más adictivas que jamás hayan existido. El argumento es siempre similar: el noble guerrero Link debe salvar y liberar a la princesa Zelda de las garras de los malos. La verdad, así existen videojuegos a capazos. Lo que siempre ha hecho de The Legend of Zelda algo especial ha sido su estilo original, sus cuidadísimos gráficos y una dificultad creciente y muy ajustada que se adapta a cualquier jugador. Otro de los aspectos que hacen de este videojuego algo especial es su sabia combinación de diferentes géneros: rol, acción y aventura. Cualquiera puede sentirse seducido por las epopeyas de Link (de hecho, algunas secuelas son realmente largas y requieren de un buen puñado de horas para completarlas). También la BSO es soberbia, y supone una aportación que novedosa a la que antaño no se le prestaba demasiada atención. Yo me quedo, sin dudarlo, con The Legend of Zelda: Ocarina of Time, el primer Zelda en 3D, una maravillosa creación para la Nintendo 64 que se encuentra entre los diez mejores videojuegos de toda la Historia, y eso ya es decir mucho. Sensacional!!

No hay comentarios: