martes, mayo 12, 2009

Ha muerto un genio...


Hoy a mediodía nos ha dejado Antonio Vega, uno de los cantautores más excepcionales de la música española. Su canción La chica de ayer está considerada como la mejor del POP español.

Sería demasiado extenso explicar cómo influyó Antonio Vega en mi adolescencia. Llegué a coincidir varias veces con él, y siempre tuve la sensación de que estaba frente a un ser enfermizamente triste y decadente, quizá un personaje existencialista sacado de alguna novela de Dostoievski.

Su música siempre me ha gustado, pero lo que realmente ha hecho de él un autor inolvidable han sido sus letras: magníficas. Antonio Vega ha sido, y es, por encima de todo, un gradísimo poeta, de los mejores que hayamos tenido nunca.

Afortunamente, la crítica y el público se rindieron a sus pies antes de morir (de poco sirven las alabanzas a posteriori). Y aunque a él no le gustaba, se organizaron un sinfín de homenajes a tan grande artista.

De todos sus discos (incluyendo los de Nacha Pop), me quedo sin lugar a dudas con No me iré mañana. Una obra maestra.

Antonio nos ha dejado, seguramente ya estará reunido en alguna parte con Marga...

2 comentarios:

elhombreamadecasa dijo...

Es increíble los lazos que crea el arte y especialmente, diría, la literatura y la música. Une a los fans y a estos con el artista. Ayer llamó un montón de gente emocionada al buzón de voz de Siglo21. Yo pude aguantas las lágrimas hasta que pusieron su versión de Romance de Curro el Palmo. Es curioso que lo mismo que te hace llorar te consuele.

owachy dijo...

Pues sí, hermano, así es...