miércoles, junio 10, 2009

Simon y Garfunkel


Cuando era niño, en mi casa, había dos grupos que se disputaban el espacio de los anaqueles destinados a discos: The Beatles y Simon y Garfunkel. Sin despreciar a los primeros, yo siempre fui de los segundos "a muerte".

Durante años una canción del dúo me obsesionó, e incluso nada menos que mi primera novela, escrita con ocho añitos, está basada en ella: I am a Rock.

La música de Simon y Garfunkel es sencilla, muy melódica, y encierra unas letras contundentes, en ocasiones crípticas y casi siempre muy poéticas. Muchas de sus canciones han sido números uno a escala mundial, al igual que tres de sus álbumes: The Graduate, Bookends y el fabuloso Bridge Over Troubled Water. Con este último creo que me cargué al menos dos agujas del tocadiscos, pues no dejaba de poner, insistentemente, The Boxer.

He colgado, finalmente, su canción más conocida. Una obra de arte que resume el espíritu de este gran dúo.

1 comentario:

patty dijo...

jelou brodel!!! simon & garfunkel me recuerdan a la peli "Casi famosos", y a una siempre en estado de gracia Frances McDorman señalando la portada del disco mientras dice "Mira sus ojos, toman drogas"

por cierto, recordatorio: mandame lo que hemos hablado, aunque sea una cosa para ir haciendo boca