viernes, julio 31, 2009

Hablar por hablar

Corría el año 1994 cuando me enganché a Hablar por hablar, programa de radio de la Cadena Ser presentado (entonces) por Gemma Nierga (ahora en La Ventana) y que procedía del exitoso Parlar per parlar, de Radio Barcelona.

Como yo estudiaba marketing en turno de tarde, podía permitirme el lujo de pasarme hasta las tantas escuchando las andanzas de las decenas de oyentes que cada noche telefoneaban al programa para contar sus historias. Para mí no sólo era una forma entretenida de pasar la madrugada, era además una fuente de inspiración: una manera sencilla de conocer al ser humano.

Durante dos años fui bastante fiel a mi cita nocturna, hasta que el trabajo, los madrugones y, también hay que señalarlo, un cierto hartazgo, me alejaron de él. Muy de vez en cuando me quedaba hasta tarde y descubría que Gemma ya no estaba y que iba siendo sustituida sucesivamente por Fina, Mara, Cristina y finalmente Macarena.

Este verano algunas noches lo escucho, y la verdad es que no ha cambiado demasiado. Problemas similares, soluciones idénticas, frescura, sensibilidad y muchas, muchas historias... Dos cosas sí que me han llamado la atención: la participación muy activa de los denominados chatines (gente que participa a través del chat) y las intervenciones bastante frecuentes de la presentadora, que en tiempos de Gemma eran mínimas.

Pues nada, que estas calurosas madrugadas madrileñas en las que el sueño tarda en conciliarse he tenido la oportunidad de reencontrarme con mi pasado y he sentido la necesidad de compartirlo.

martes, julio 28, 2009

Panzer General

Es casi un milagro que este fabuloso juego fuese programado en 1984, todo un prodigio.

Panzer General es una referencia para los amantes de los juegos de estrategia, y todavía hoy existe una comunidad inmensa en medio mundo que sigue jugándolo y adaptándolo a los nuevos sistemas operativos.

Ya no se hacen juegos como Panzer General (lo más aproximado es la magistral saga Advanced Wars para GameBoy Advance y Nintendo DS), de estrategia por turnos y basados en los clásicos juegos de tablero. Situado en la Segunda Guerra Mundial, el juego tiene una dinámica sencilla y muy atrayente, y pese a su simplicidad alberga un sinfín de posibilidades estratégicas.

Es complicado convencer a un chaval de hoy día a que se atreva con este juegazo, pero a los más talluditos y sesudos les recomiendo que se lo descarguen y lo prueben: seguro que no se arrepentirán.

martes, julio 21, 2009

¡¡37 años!!

Pues sí, mañana cumplo 37 años. Jamás pensé que viviría tanto. Lo prometo.

No me siento mayor en absoluto (aunque ya van siendo añitos), pero también es verdad que tengo la sensación (como diría Neruda) de haber vivido. Si mañana me fulminase un rayo no lo lamentaría en absoluto: he tenido la oportunidad de hacer muchísimas cosas y de disfrutar de la vida.

Lo cierto es que todavía me quedan muchísimas por hacer, y entre ellas la más importante es seguir a ayudando a mi hija a hacerse mujer (ya casi lo es) y a transmitirle que lo más importante es que busque la felicidad. Pero si me pongo a pensar quedan más asuntos pendientes: escribir la nueva novela que tengo entre manos (sobre la construcción del Canal de Panamá), hacer reir a Elena (aunque sea a costa de que lo haga de mí... merece la pena), echar una mano a un amigo (o a un desconocido), conocer a mi nuevos alumnos de la Universidad, redactar mi próximo artículo, seguir completado este Blog, correr la Maratón de Madrid en 2010, ver el próximo Mundial de Fútbol, seguir leyendo para completar esa lista infinita de novelas pendientes...

La vida es tan extraña. Merece la pena parase a pensar de cuando en cuando en todo lo que tenemos, y descubrir que en verdad hemos hecho muchas cosas.

Mañana pienso celebrar por todo lo alto estos 37 años que he tenido la oportunidad de disfrutar.

lunes, julio 13, 2009

Microrrelato ganador

Tal y como os anunciaba ayer mismo, os adjunto el breve relato que ha merecido el tercer premio en el concurso organizado por El País:

Era como si nuestros sueños se estuvieran haciendo realidad. Nos alegramos al principio cuando misteriosamente se esfumaron los inmigrantes. Luego fueron desapareciendo, sucesivamente, nuestros adversarios políticos, los vecinos más molestos… Parecía que algún ser superior había atendido nuestras súplicas. La población de la ciudad se redujo drásticamente. Nos entristeció perder a Enrique, sólo porque aquella noche nos molestó el teclear constante de su vieja máquina de escribir. Ahora estoy aterrado. Ya no queda nadie más. Ayer perdí la mano derecha sólo porque, y de verdad que lo hice sin querer, la maldije por verter un poco de leche. Me he quedado solo, con una suerte de cuerpo en mudanza. Ya sólo puedo recordar a aquellos que una vez odié, y que ahora tanto echo de menos…

domingo, julio 12, 2009

Premio Microrrelato

Un brevísimo relato mío ha sido galardonado con el tercer premio del concurso de Microrrelatos convocado por El País. Es la tercera distinción que consigo este año, esperemos que sea un buen augurio.

No suelo comentar estos pequeñísimos éxitos, pues a fin de cuentas hace tiempo que lo único reseñable que puede hacer un escritor como yo es ganar un premio de relumbrón (el año pasado estuve muy cerquita, siendo finalista en dos de los certámenes de novela más prestigiosos de nuestro país). Pero la alta participación, la temática de mi relato (que colgaré en breve) y que el jurado haya estado compuesto por los críticos de Babelia me ha hecho especial ilusión.

miércoles, julio 08, 2009

Embajador de Save the Children

No suelo hablar demasiado de mi colaboración con ONG´s y otras instituciones de ayuda al desarrollo (de hecho, creo que esta es la primera vez que lo hago en el Blog). Llevo haciendo pequeñas aportaciones desde adolescente, cuando (pese a ser ateo) comencé a colaborar muchos fines de semana con una de las instituciones que, calladamente, más hace por los desfavorecidos de nuestros país: Cáritas.

En esta ocasión escribo acerca del tema porque la ocasión lo merece (exige): desde hace unos días soy embajador de Save the Children, una organización que lucha por los derechos de la infancia en todo el mundo y que este año acaba de cumplir 90 años de inestimable labor. Entre los reconocimientos a su trabajo, se cuentan el Príncipe de Asturias y el Nobel de la Paz.

Como embajador, me he comprometido a colaborar en la difusión de sus infinitas actividades (en la Universidad, en la empresas con las que colaboro, a través de los artículos que escribo...), y en buscar apoyos y recursos que les permitan seguir realizándolas. En adelante, de cuando en cuando mencionaré a Save the Children en este espacio, que también es el tuyo.

SMS Solidario - Si eres cliente de Vodafone envía un SMS con las letras SC al 5280. Vodafone donará el coste íntegro del mensaje – 2€ - a Save the Children España. Más información de la campaña en www.savethechildren.es o llamando al 902 013 224

lunes, julio 06, 2009

Fancy

video
En 1985 un alemán, que ya había tenido algún notable éxito anterior, lanzaba un single que arrasaría en las listas españolas nada menos que 25 semanas consecutivas. Se apodaba FANCY, y la canción que nos volvió locos Bolero.

Tan espectacular fue el éxito de Bolero que al año siguiente se lanzaba un re-mix con el mismo nombre que daría lugar a una serie casi infinita.

Fancy era el furor de las pistas de baile a mediados de los ochenta. He colgado Bolero porque es su hit más conocido, aunque mi favorito es Flames of Love, lanzado en 1.988, que también supuso un bombazo.

La verdad, cuando escucho esta música disco retrocedo veinte años en el tiempo y me descubro bailando en alguna discoteca, en aquellas primeras salidas de adolescente en las que todo parecía ser mágico y los focos teñían de azul y rosa la noche, que se estiraba más allá de los sueños...

miércoles, julio 01, 2009

Escribir

Llega el verano y como es habitual la carga de trabajo se reduce: los clientes se van de vacaciones, la Universidad se prepara para el nuevo curso, los proyectos se congelan hasta septiembre...

Siempre me ha gustado leer y escribir durante los meses de julio y agosto; es una costumbre que encuentra su origen en mi época de estudiante, cuando sólo me lo podía permitir ese bimestre.

Este año me toca corregir algún relato, un poemario y una novela corta. Entretanto, iniciaré un ambicioso proyecto que llevo madurando desde hace un par de años: relatar, desde dentro, la construcción del Canal de Panamá. Ya tengo un título provisional, y esbozados los personajes. Aunque creo que esta novela me va a llevar bastantes meses, me encanta que arranque ahora, como siempre, en las mismas fechas en las que se han puesto en marcha la mayoría de mis obras.

Y ahora, ¡a escribir!