lunes, julio 13, 2009

Microrrelato ganador

Tal y como os anunciaba ayer mismo, os adjunto el breve relato que ha merecido el tercer premio en el concurso organizado por El País:

Era como si nuestros sueños se estuvieran haciendo realidad. Nos alegramos al principio cuando misteriosamente se esfumaron los inmigrantes. Luego fueron desapareciendo, sucesivamente, nuestros adversarios políticos, los vecinos más molestos… Parecía que algún ser superior había atendido nuestras súplicas. La población de la ciudad se redujo drásticamente. Nos entristeció perder a Enrique, sólo porque aquella noche nos molestó el teclear constante de su vieja máquina de escribir. Ahora estoy aterrado. Ya no queda nadie más. Ayer perdí la mano derecha sólo porque, y de verdad que lo hice sin querer, la maldije por verter un poco de leche. Me he quedado solo, con una suerte de cuerpo en mudanza. Ya sólo puedo recordar a aquellos que una vez odié, y que ahora tanto echo de menos…

5 comentarios:

M i g u e l Á n g e l C a ñ a d a s dijo...

Enrique!! Mi más sincera Enhorabuena por tu premio de relatos...

Sencillamente es una maravilla...Como unas líneas pueden expresar tan bién el sin sentido en el que se encuentra enroscado el mundo...

Un poco más de amor y alegría...sin duda tus palabras invitan a ello.

Gracias Enrique.

Anónimo dijo...

genial Enrique!enhorabuena! Estrella

Anónimo dijo...

Joder Enrique da "cosiiiica". Muy chulo. Manu.

owachy dijo...

Muchas gracias a los tres.
¡Qué alegría veros por mi Blog!
Bueno... Miki sí es un habitual.

Bienvenidos, Manu y Estrella!!

Emilio (Sramon) dijo...

Muy Bueno Enrique, muchas felicidades