sábado, agosto 08, 2009

El Viejo y el Mar

Esta breve novela de Ernest Hemingway es perfecta para leer estos días de agosto, y también ideal para cualquier edad. Yo solía releerla todos los veranos, y después de mucho tiempo sin hacerlo me dispongo a recuperar tan amena práctica nuevamente.

La novela es de sobra conocida, pero considero que se está perdiendo en el olvido, arrasada por oleadas de novedades de fácil consumo, al igual que sucede con otras obras cumbre de la Literatura Universal. Pienso que los lectores podemos perfectamente combinar una lectura trivial con otras de mayor enjundia. Lo bueno de la obra que nos ocupa es que mezcla sabiamente entretenimiento, sabiduría y buen estilo.

Hemingway nos regaló un buen puñado de novelas magníficas, entre las que destacaría Tener y no tener, Adiós a las armas y Por quién doblan las campanas (inspirada en la Guerra Civil española, en la que Hemingway participó como corresponsal). Yo he recomendado El viejo y el mar por su sencillez y por su poderoso mensaje.

No hay comentarios: