jueves, noviembre 05, 2009

Barrio Sésamo

Aprovechando que esta fabulosa serie infantil cumple 40 años (aunque en realidad en España llegó en 1979, es decir en mi más tierna niñez) me dispongo a volver a sacar al chiquitín que llevo en mi interior, y que en gran medida sigue controlando mis actos.

Barrio Sésamo es una de las creaciones más maravillosas de la televisión. Millones de renacuajos de todo el mundo hemos aprendido, nos hemos reído, educado, asombrado, asustado... con el repertorio de muñecos fantásticos, cada uno con su propia personalidad, que venían a contarnos algo, siempre algo interesante.

En su momento, Epi y Blas eran mis favoritos, aunque ahora, pasados los años, reconozco que Coco me ha ganado el corazón y la memoria, y no son pocas las noches en las que se me aparece en sueños para recordarme que la vida son dos días, y que es mejor estar cerca de las ilusiones que lejos de ellas.

Gracias Barrio Sésamo por aquellos maravillosos años, por esa infancia feliz que tanto ayudasteis a construir.

No hay comentarios: