domingo, enero 17, 2010

Momentos estelares de la Historia del Cine


Inicio una nueva sección, en la que recogeré alguno de los fragmentos más maravillosos que el séptimo arte nos ha brindado. Lógicamente, la mayor parte de los filmes ya los he recomendado en este Blog. Ahora se trata de seleccionar alguna escena de los mismos, ese fragmento que persiste en mi memoria, que se ha apropiado de mis recuerdos y que constantemente, por su tremenda belleza, se cuela en mis sueños.

Arranco, cómo no, con El Sur, de Víctor Erice. Una película que influyó decisivamente en mi relación con la literatura, y que de hecho es la fuente de inspiración del poemario que más alegrías y más prestigio me ha dado hasta la fecha: Infancia Perdida.

Es un plano secuencia en el que la protagonista, Estrella, baila un pasodoble con su padre el día de su comunión. La belleza de esta escena me inunda de tal manera que no puedo evitar echarme a llorar cada vez que la contemplo. Una muestra del mejor cine que jamás se haya rodado.

No hay comentarios: