martes, marzo 30, 2010

PULP



Esta es una de las numerosas canciones de PULP que me animan a brincar de la cama y arrancar el día con una sonrisa.

Aunque sea un tópico mil veces repetido, es increíble la frecuencia con la que lo olvidamos (quizá por eso es tan manido, porque no nos termina de entrar en la mollera): ¡¡lo mejor de la vida está en los pequeños detalles!!