viernes, abril 02, 2010

Momentos estelares de la Historia del Cine (IV)


¡¡Qué película!! Dura, sincera, directa y sin adornos. La mejor de Truffaut, y una de las mejores del cine francés. Los habituales del Blog, o de otros Blos de cine en los que soy habitual, ya conocéis de mi devoción por este filme.

Siempre me he sentido identificado con el adolescente protagonista. Los 400 golpes. Y al final: el mar, la libertad, la vida esperando...

¡¡¡Soberbia!!!