domingo, mayo 30, 2010

Momentos estelares de la Historia del Cine (IX)


Roma, ciudad abierta, además de ser la obra cumbre del neorrealismo italiano, y mi filme favorito de Roberto Rossellini, es una película devastadora, en todos los sentidos.

Rossellini, aterrado ante los horrores que la ocupación nazi provocaba en su querida Italia, decide contar una historia que entremezcla hechos reales. La escena elegida, fabulosa y terrible al mismo tiempo, resume en buena medida el espíritu de la película.

Imprescindible y genial.