viernes, septiembre 03, 2010

Historia, historia, historia...

La Historia siempre me ha interesado, pero debo reconocer que de un tiempo a esta parte cada vez leo más libros basados en hechos históricos o que, sencillamente, narran una parte significativa de la historia universal o española.

Hoy recomiendo uno de esos libros que han caído por mis manos este verano, y lo hago por curioso y porque resulta especialmente entretenido y ameno. Al ser pequeños fragmentos y anécdotas, es posible tenerlo encima de la mesilla y alternarlo con otras lecturas (algo que ya he comentado en numerosas ocasiones a mí me encanta: actualmente tengo cinco libros en marcha).

Espero que paséis un buen rato con él.