miércoles, diciembre 22, 2010

El violinista en el tejado

Hoy, día del sorteo del "Gordo", es muy apropiado recordar esta maravillosa película musical que narra las peripecias de una familia judía en la Rusia zarista.

La canciones son una delicia, y seguramente esta es de las mejores y una de las más versionadas, recordadas y tarareadas.

Recomiendo esta Navidad volver a ver, en familia si es posible, este filme que está a puntito de cumplir 40 años. Seguro que algo aprendemos, y seguro que pasamos un buen rato.

2 comentarios:

JL dijo...

¿Volver a ver? Creo que no la he visto nunca... (Lo mio es bochornoso) Tomo nota y prometo verla cuanto antes, :)

Ah, este año el saldo en lotería me ha salido positivo en 20 euros. Algo es algo.

Un abrazo

Manuel Ameneiros dijo...

Enrique,
Solo para desearte una feliz Navidad y que el 2001 te depare mucho bienestar, en todos los órdenes de tu vida.
Un abrazo desde México.
Manuel
http://espaciosydespacios.blogspot.com