viernes, abril 01, 2011

El domingo toca disfrutar... y sufrir.

Es lo que tiene correr. Disfrutas y sufres al mismo tiempo.
El domingo me dejo mis cómodas carreras de 5 kilómetros, en las que sigo llegando entre los primeros (TOP-20 habitualmente, y TOP-5 de mi categoría), y que es mi verdadera distancia (en llano aún soy capaz bajar de 17:30), y vuelvo a enfrentarme a la larga distancia. Los 21 kilómetros rompe-piernas de Madrid me aguardan, y espero dar batalla.
Llego bien de velocidad, pero quizá un poco justito de resistencia. Espero arrancar a 4:30 el kilómetro y poco a poco ir subiendo para finalizar en 3:45 el último, para llegar a la meta como si nada, jejeje.
A partir de los 15 kilómetros las carreras son un poco una sorpresa, y cualquier cosa puede dar al traste con semanas de entrenamiento. Espero pasar un día agradable y cumplir con mis modestos objetivos. Ya os contaré....

No hay comentarios: