viernes, abril 08, 2011

Momentos estelares de la Historia del Cine (XIX)


Esta película, dirigida por un Ridley Scott en estado de gracia, está inundada de pasajes visualmente maravillosos. Es complicado elegir uno en concreto. Es difícil, también, encontrar un filme de ciencia-ficción (2001, de Kubrick, si acaso) que haya influido de una manera tan contundente en el cine posterior.
Esta secuencia de Blade Runner es sencillamente excepcional. Y el discurso de un Roy moribundo ha quedado grabado en la memoria de millones de personas. Su melancolía, su existencialismo extremo, su tono poético, y la fabulosa voz de Constantino Romero (en el doblaje al castellano), hacen que las palabras de ese Nexus-6 que se extingue nos lleguen a lo más profundo de nuestro ser.
El tórrido verano de 1982, con diez añitos recién cumplidos, mi ojos descubrieron aquel espectáculo visual y filosófico, y desde entonces la habré visto más de veinte veces más. Nunca me canso de esta obra maestra.
La Academia americana sigue en deuda con este director, que ha firmado otras películas geniales, como Alien, Thelma y Louise o Gladiator.

No hay comentarios: