jueves, septiembre 29, 2011

La piel que habito


Casi cuatro semanas después de su estreno fui a ver el último filme de Almodóvar. La insistencia de mi hija venció mis reparos ante un alud de críticas negativas que, tras el fiasco de "Los abrazos rotos", me animaban a no invertir un euro en el manchego.

Me equivoqué. Gracias María por ser tan pensada y por ese sexto sentido que te hacía vislumbrar la luz donde otros sólo encuentran tinieblas.

La piel que habito es un peliculón. Lo mejor de Almodóvar desde "Tacones Lejanos".

La película es una peripecia arriesgada, por momentos que llega a rozar casi el esperpento. Pero es sublime. Rodada magníficamente, mantiene una altísima tensión, y embriaga gracias a un repertorio de actuaciones, magistral Elena Anaya, que sostienen un guión tan original como alucinante.

Dos horas pegado a la butaca. Dos horas de cine de verdad. Dos horas que me reconcilian con Almodóvar después de algunos años en los que directamente me aburría.

Puede que me quede solo defendiendo este filme. No me importa. Ya me ha sucedido otras veces. De las últimas recordaré Zodiac, que el tiempo va colocando en su sitio y ahora es considerada casi una obra maestra, cuando hace unos años no se le prestó la menor atención y no consiguió ni una mísera candidatura a los Oscar.

La piel que habito irá ganando peso con el tiempo. Y el tiempo hará justicia a esta película excepcional.

martes, septiembre 27, 2011

Momentos estelares de la Historia de la Literatura (I)


Al igual que hice ya hace unos años con el cine, inauguro una nueva sección dedicada a los momentos estelares de la Historia de la Literatura. Son breves fragmentos que me han atrapado por su belleza, por su significado, por su calidad excepcional y/o por las sensaciones que me provocaron en su día, al leerlos por primera vez.

Estos fragmentos son también parte de mi existencia, y desearía que lo fueran también de la tuya, lector.

José Donoso, escritor chileno, publicó en España en 1970 esta novela inclasificable y extraña. Un viaje a los lugares más oscuros de la imaginación. Muchas de sus páginas están cargadas de un lirismo apabullante y arrebatador. Yo, durante años, antes de adoptar el seudónimo de Owachy, usé el de "Mudito", protagonista de esta novela.

El fragmento que dejo es increíble. Aunque fuera de contexto, produce un efecto inmediato de compasión y de nostalgia. A mí me resulta imposible controlar las emociones cuando lo leo, y así se me empañan los ojos y me tiemblan las manos...

Te vas a ir. No me concedes importancia. Vas a dejar mi libro y te vas a ir para siempre sin sabes quién soy, a quién le debes todo lo que eres y lo que no eres, no te vayas...

domingo, septiembre 25, 2011

LODVG me sigue gustando...


Han vuelto a engancharme estos chicos donostiarras. Desde aquellas míticas "El 28" o "Soñaré", hasta esta canción muy electrónica, que me recuerda vagamente a los Depeche Mode de primeros de los ochenta, en cada álbum han tenido una o dos composiciones que me han atrapado.

LODVG hace las cosas sencillas, pero son capaces de llegar gracias a esa sencillez a millones de personas. Lo cierto es que hay temas suyos que me horrorizan, y siempre tengo la sensación de que se pasan con el "azúcar" en las letras. Pero como apuntaba, llevan más de una década colocando sus pegadizos estribillos en mis labios. Y eso tengo que reconocerlo.

De modo que ahora pondré el equipo a tope, y gritaré: Mírame, con la Estrella Polar a mis pies...

jueves, septiembre 22, 2011

El Mago: TOP 3 en Amazon


Si ayer hablaba de El Rumor de los Muertos, hoy toca hacerlo de El Mago, mi novela (o cuento, para mejor decir) más vendida. En los múltiples formatos y plataformas en los que está disponible, El Mago ha superado ya la alucinante cifra de 7.000 ejemplares vendidos. Cerca del 75% en Sudamérica (no en vano, el ISBN de este librito es de Argentina).

En Amazon, sin embargo, no terminaba de arrancar. Pero poco a poco lo va haciendo, y este mes se ha encaramado hasta el tercer puesto en la categoría de Industria y Profesiones, codeándose con grandísimos bestsellers, ya clásicos.

Siempre he dicho que la portada, magníficamente realizada por mi hermana Patricia, ha sido clave en el éxito de este breve relato, que escribí en un arranque en un momento de tránsito en mi vida profesional. Son cientos las personas que me han escrito agradeciéndome los sencillos consejos que dejo en El Mago. Yo desde hace años trato de ser fiel a ese pequeño mago que me llegó en sueños para animarme a perseguir las quimeras forjadas en la infancia.

Muchos amigos me han preguntado: ¿qué diablos pinta un librito como El Mago en tu CV? Ni yo mismo lo sé. Comprendo que es una rareza, pero por el momento es una rareza que me ha reportado muchos momentos de felicidad.

¿Por qué escribo de lo que escribo? No lo sé. ¿Qué tienen en común los sueños, la historia del Necronomicón, la vida Camille Claudel encerrada en un manicomio o la construcción del Canal de Panamá?
Me imagino que muy poco. O mucho... La lucha por una quimera, el afán insólito de superación de hombres y mujeres excepcionales que me han llamado la atención... No sé. Lo que es seguro es que escribir es la actividad, desde que tengo uso de razón, que más dicha y placer me ha proporcionado y me sigue proporcionando, y que poco importa que sea un artículo, un relato, un poema, una larga novela, un post o un librito de "autoayuda", lo único cierto es que escribir es algo maravilloso.

Gracias a los miles de lectores de esta historia sencilla y bienintencionada.

El Mago puede ser adquirido AQUÍ.

miércoles, septiembre 21, 2011

Nuevamente TOP10 en Amazon


Pues sí, nuevamente El Rumor de los Muertos me da una alegría y vuelve a encaramarse a lo más alto de la lista de Amazon, en la categoría de libros de horror y suspense.

Debo admitir que hace una semana bajé el precio (la novela ya lleva casi dos años en circulación) y eso ha sido todo un revulsivo para los indecisos.

Una vez más, gracias a todos por colaborar en el modesto éxito de este libro, que ya ha entretenido a miles de personas de todo el planeta.

Desde aquí podéis acceder a la página de Amazon.

domingo, septiembre 18, 2011

The Killing


Fabuloso arranque el de esta serie que se emite los jueves por un canal minoritario, pero al que yo estoy abonado de perpetuo: FOX Crime.

The Killing es un remake de una serie danesa (que también he comenzado a ver), y recuerda vagamente a Twin Peaks (serie de culto para mí y para millones de personas, de lo mejor de la historia de la TV, y ya comentada en este Blog), incluso en el archiconocido "¿Quién mato a Laura Palmer?".

Los primeros episodios son fabulosos. Contenidos, con un sensacional ritmo lento que permite observar gestos, miradas, detalles... Personajes creíbles y bien interpretados, y una tensión soterrada que atrapa desde el primer minuto. Además, la fotografía es sencillamente soberbia, de verdad, ¡una pasada! Se agradece muchísimo en una serie tanto cuidado estético.

Os animo a verla desde ya. Os enganchará seguro.

lunes, septiembre 12, 2011

Momentos estelares de la Historia del Cine (XXVII)


Philadelphia no es una gran película. Tampoco está, ni de lejos, entre mis favoritas de todos los tiempos. Pero por este soberbio final merecía hacerse un hueco en estos momentos estelares de la Historia del Cine. Es imposible contener la emoción frente a las sensibles imágenes, bien aliñadas por la delicada música de Neil Young.

jueves, septiembre 08, 2011

EVA



Deseando estoy que llegue el 28 de octubre, sentarme en la butaca de un enorme cine y ponerme a ver esta película española que está despertando una enorme expectación. La Opera Prima de Enrique Maíllo parece ser que es buena, buena de verdad. Los cinéfilos así lo ansiamos.

martes, septiembre 06, 2011

El dolor y el corredor


La vuelta a la carga siempre es complicada, y mucho más ahora que me tomo descansos largos (adecuándome a María), de casi dos meses.
Los años no pasan en balde, y a mis ya crónicas dolencias de rodillas se están uniendo mis nuevos padecimientos con el tendón de Aquiles.
Me lo tengo que tomar con calma, pero claro, correr es como una droga, y tomar menos dosis de la necesaria, y no digamos ya dejar de recibir la dosis, me resulta algo terrible.
Y es que mis pobres piernas acumulan ya muchos miles de de kilómetros. Y eso, lógicamente, se termina pagando...