domingo, octubre 23, 2011

Everyday is Like Sunday


Hay canciones que parecen formar parte de la BSO de mi vida. Y hay días en que algunas canciones de esa banda sonora se repiten sin cesar.
¿El motivo? ¿Qué causa empuja al cerebro a acompañar cada imagen, cada sensación, con una melodía concreta? No lo sé. Un recuerdo, la visión de un paisaje, un olor, una risa perdida, una ventana abierta, un parque que recuerda a otro parque de muchos años antes, un suceso visto en televisión...
Hoy quiero dar las gracias a Yolanda, esté donde quiera que esté. Por esas tardes tirados en la cama de su habitación mirando el techo, mientras sonaban Morrissey, The Smiths o The Silencers... Música para soñar en aquella habitación mágica, en la que una brujita iba dibujando palabras de colores con sus labios, inundando el ambiente de un aire especial e inolvidable... Mientras sonaba esta música genial e inigualable.