miércoles, enero 18, 2012

Momentos Estelares de la Historia del Cine (XXX)



Brutal este filme, en todos los aspectos. Resulta casi increíble que fuera rodado nada menos que en 1915, cuando todavía este arte estaba absolutamente en pañales. Griffith dio una lección de conocimiento del medio que todavía hoy sigue siendo estudiada en las escuelas de cine y mantiene una poderosa influencia sobre los realizadores más laureados.

La secuencia que he seleccionado de El Nacimiento de una Nación es la del asesinato de Lincoln. Una de las más celebradas de la Historia del Cine. Creo que era ideal para celebrar la 30ª entrega de esta serie de post. Los movimientos de cámara, el uso combinado de planos cortos y lejanos, la utilización de la iluminación, la personalización de las emociones... Es maravillosa.

Acusado de racista, no sin cierta razón, la película levanta todavía cierta polémica. Pero a la hora de valorar el arte hay que dejar a un lado los posicionamientos ideológicos y contemplar la obra maestra sin prejuicios (es de sobra conocida mi fascinación por un director como Kazan o un escritor como Cela, en las antípodas ideológicas de mi pensamiento). Y es que El Nacimiento de una Nación es tan grande, tan magistral, que uno termina por olvidar algunos detalles de su argumento, que además es necesario contextualizar.

Griffith dirigió muchísimos filmes, pero me quedo con esta por encima de las demás. Reseñable es también la mastodóntica Intolerancia, que posiblemente algún día del futuro encuentre acomodo en esta sección.