miércoles, enero 11, 2012

Starlight


Hay temas que se te quedan en la memoria, que de cuando en cuando suenan en tu cabeza mientras esperas a alguien, mientras viajas en tren o cuando estás en la ducha. Son canciones que conforman esa banda sonora de nuestras vidas, y que de alguna manera están estrechamente vinculados con algún recuerdo o fase de nuestra efímera existencia.

Esta maravillosa composición de Muse regresa a mi mente de forma repetitiva y constante, especialmente cuando escribo, cuando me pongo delante del ordenador o emborrono algunos de mis cuadernos Moleskine con el rollerball Montblanc de platino que me regalaron en 2004 mis queridos compañeros de Regisa al dejar la compañía, y que les prometí que jamás usaría para trabajar, sólo para escribir poemas y novelas.

De esta canción me fascina particularmente el comienzo, con esas sugestivas notas de piano absolutamente magistrales. Podría pasarme días enteros escuchando los primeros 20 segundos del tema sin cansarme...

No hay comentarios: