miércoles, mayo 16, 2012

Adiós, Carlos...


Los habituales del Blog saben que Carlos Fuentes es uno de mis escritores favoritos. Uno uno de esos candidatos al Nobel que siempre estaba en mis apuestas y que, como tantos otros en los últimos tiempos, ya jamás podrá ser galardonado.

Si tuviera que elegir tres novelas suyas para recomendar a todo el mundo serían, por este orden:

- La muerte de Artemio Cruz: fascinante novela, cargada de ironía y contradicciones, con un lenguaje magistral y que por si sola ya merece que su autor sea recordado para siempre. Mi favorita y la única que he releído en varias ocasiones. Tuvo que ser un polaco muy culto, Marius, el que me la descubriera.

- La región más transparente: imprescindible si quieres conocer más de la historia de México, de su cultura y de sus gentes. La riqueza léxica de esta obra puede llegar a resultar apabullante.

- Gringo viejo: la novela que le hizo mundialmente famoso. Aunque llevada al cine con poco acierto, a ese filme le tengo un especial cariño, pues lo vi con Elena y mientras lo hacía descubrí que me había enamorado de ella para siempre.



No hay comentarios: