sábado, septiembre 01, 2012

Momentos estelares de la Historia del Cine (XL)



Había que buscar algo especial para esta 40ª entrega de esta sección, que se ha convertido con diferencia en la más visitada del Blog (de hecho, desde que existe, se han disparado las mismas). Y claro, este larguísimo plano secuencia con el que arranca la fabulosa Sed de Mal, de Orson Welles, es desde luego algo muy, muy especial.

Resulta alucinante que Welles (aunque de este tipo se podía esperar todo) rodase este fascinante inicio nada menos que en 1958. Pura magia. La tensión que logra, la perfección técnica (cuando no virtuosismo) en el manejo de la cámara y la maravillosa escenografía de todo el conjunto hacen de este plano secuencia uno de los mejores de la historia, y desde luego de visión obligatoria en cualquier escuela de cine que se precie.

El resto del filme, bastante menospreciado en su día, resulta igualmente magistral. Pero a uno se le queda para siempre en la retina este principio que es CINE en estado puro.


No hay comentarios: