martes, septiembre 18, 2012

Momentos Estelares de la Historia del Cine (XLI)



El Acorazado Pontemkin es una de las mejores películas de la Historia. Un joven Eisenstein en estado de gracia dio a luz una obra maestra que perdurará por los siglos de los siglos. Más de 80 años después de su rodaje, con todos los cambios habidos en el rodaje de películas, este filme sigue arrojando su influencia en la actualidad y sigue siendo de obligado visionado en la mejores escuelas de cinematografía del mundo.

La secuencia que he elegido, denominada comúnmente Las escaleras de Odessa (lugar en el que se rueda la acción), supuso un salto adelante espectacular en el uso de la cámara, en el montaje y en el poder del cine para transmitir mensajes y emociones mediante una técnica narrativa tan sugerente como original.

La escena de la madre portando en brazos a su hijo acribillado y pisoteado por una masa aterrada que huye de los disparos del ejército del Zar me desgarra por dentro como pocas veces lo ha conseguido una película. Terrible.

Una cinta imprescindible que todos deberíamos ver al menos una vez en la vida.