martes, octubre 23, 2012

Los mejores anuncios de la historia (VI)



BMW logró con este spot sencillo, limpio y muy emocional relanzar su imagen y conectar con millones de conductores.

No se ve el coche. No se habla de los atributos del producto. La marca apenas tiene protagonismo...

Una demostración de cómo un buen anuncio que apela a nuestro corazón puede ser más transformador y eficaz que miles de razones. Afortunadamente, el spot es español.

Hacen falta pocas palabras para revelar la genialidad.

¿TE GUSTA CONDUCIR?

No hay comentarios: