miércoles, febrero 13, 2013

Las Ventajas de Ser un Marginado


Una de esas películas que da gusto ir a ver entre-semana al cine: la sala casi vacía, gente amante del buen cine, y un filme de esos que dan sorpresas.

Sin negar que tiene algunos defectos de bulto, me ha encandilado esta película. Su sensibilidad, su soberbio guión y unas interpretaciones sinceras y directas te acaban arrebatando el alma.

Me ha recordado a otros filmes: películas muy alejadas entre sí pero que están relacionadas con ésta, como La Tormenta de Hielo (Ang Lee), Reality Bites o El Club de los Poetas Muertos (Peter Weir).

La historia se hilvana de una forma lenta y cautivadora, envuelta en una magistral BSO plagada de temas sensacionales, increíbles, de lo mejor de finales de los setenta y principios de los ochenta. Y gente tan de mi gusto como David Bowie o The Smiths (que los habituales del Blog habéis soportado hasta la saciedad). 

Una película fabulosa, eso sí, no apta para insensibles y/o mentes vacías.






No hay comentarios: