lunes, noviembre 18, 2013

María gana el Trofeo José Cano


Ayer fue un día de perros, de esos que yo odio para correr (con lo que me gusta el calor) y que, sin embargo, otros adoran, como mi buen amigo Edu, El Galgo de Manoteras, o mi hija María. Llovía (aguanieve), hacía viento y un frío de quedarse paralizado. Pese a todo, cerca de 5.000 valientes nos lanzamos a recorrer los 10 Km de una de la pruebas con más solera de la Comunidad de Madrid: el Trofeo José Cano, en Canillejas.

María ganó su prueba (Juvenil) y quedó 11ª de la General Absoluta. Hizo una marca bastante discreta, apurando los 40', y es que la falta de entrenamiento se nota, y mucho. Nos echó una mano durante la prueba nuestro buen amigo Edu, ya tranquilo al conseguir su pasaporte para la San Silvestre Internacional. María ayer también lo hizo. Otro que los acompañará, y que hizo una sensacional carrera, es Marcos Reyes, buen amigo y cada vez mejor corredor, que bajó de los 37', ¡sensacional!

Marcos Reyes y mi hija María con sus trofeos.

Marcos Reyes, María y Jesús Reyes, padre del primero y excelente amigo.

No hay comentarios: