domingo, noviembre 03, 2013

NO A LAS CONCERTINAS (Alambradas con cuchillas)

El hambre y la desesperación son las principales causantes de los flujos migratorios desde el principio de los tiempos. También el sano deseo de prosperar y darnos, como seres humanos, una oportunidad para exprimir al máximo nuestras capacidades.
Todos adoramos la tierra que nos ha visto nacer: el entorno, los amigos, la lengua, el paisaje, la comida, la famlia... Vinculos muy estrechos que una vez forjados en la infancia se vuelven inexpugnables: amamos ese entorno del primer aprendizaje y relación con el medio. Despegarnos de él suele ser una medida última, porque resulta terrible para la mayoría de las personas.
Ahora el Ministerio del Interior, como ya hiciera a mediados de la década pasada,está instalando nuevamente las terribles concertinas (alambradas rematadas con cuchillas) en las vallas de Ceuta y Melilla, como medida disuasoria frente a la inmigración. Ya entonces se demostró que apenas aplacaron dichos flujos e intentos de saltar las vallas, y que sin embargo sí que provocaron terribles cortes, infecciones e incluso la muerte de algunas personas. Finalmente fueron totalmente retiradas en 2007.
Nuevamente frente a la inmigración nuestro Gobierno toma medidas coercitivas, perversas e inhumanas; en lugar de tratar de atajar el problema en su origen: el hambre, el escaso desarrollo, la represión, la nulas oportunidades... que tienen en sus países las personas que desesperadas intentan de acceder a una vida mejor. Europa es su salvación.
Usar estas cuchillas es una salvajada, propia de seres sin escrúpulos, sin empatía y sin ninguna clase de amor hacia el prójimo. Me siento avergonzado de ser español, de formar parte una nación que es capaz de usar estas técnicas mediavales para hacer sufrir a otros seres humanos.
Solicito que dejen de instalarse de inmediato dichas concertinas y que se quiten las que ya se han ubicado a lo largo de las vallas. 
Puedes apoyar esta iniciativa en Change FIRMANDO AQUÍ.