viernes, diciembre 13, 2013

EL GALGO DE MANOTERAS


No es la primera vez que hablo de mi amigo Eduardo, El Galgo de Manoteras. Un tipo excepcional
y que se ha convertido en un gran amigo en los últimos años.
Compartimos una pasión que sólo aquellos que la disfrutan saben que es tan
potente como cualquier droga: correr.
Hoy me ha mandado esta preciosa fotografía del Meeting de Madrid
de este año. Aunque en la foto to salgo por delante (él está justo tras de mí, con la misma camiseta:
un regalo que nos hizo a María y a mí, con la inscripción "LASO TEAM"),
en realidad acabó él primero, pues yo le hacía de liebre (todavía
renqueaba de mis lesiones).
El Galgo de Manoteras cumplirá este 2013 uno de sus sueños de toda la vida:
correr la San Silvestre Internacional. Ahí estará, con los mejores atletas,
para darlo TODO, junto a mi hija, que este año también se estrena en ella.
Recuerdo que en 2012 se quedó a unos segundos de lograr la marca,
después de haber entrenado muy duro,
y a punto estuvo de tirar la toalla. Le dije: "¡Qué tirar la toalla! Esto sólo ha sido
el principio, ¡el año que viene lo consigues fijo!". Y así ha sido.
Eduardo ha pasado de ser un corredor bueno a ser uno muy bueno.
Me alegro de que lo esté logrando,
y me alegro de haber estado a su lado en esta travesía,
y de haber puesto mi granito de arena para que vea cumplido uno de sus sueños.

Va por tí, amigo.

5 comentarios:

Olga Andérez dijo...

Qué bonito Enrique!
La amistad es una de esos motores imprescindibles de la vida (y del corazón).

Muchas suerte a los tres en la San Silvestre Internacional!

Xaviera Gómez Sierralta dijo...

Viva la amistad y el deporte!
Felicidades a los corredores por esa superación diaria.
Un abrazo

Enrique Laso dijo...

Gracias Olga y Xavi,
un gusto leeros a ambas en el Blog.

Y sí, la amistad... no tiene precio :)))

El galgo de Manoteras dijo...

Muchas gracias Enrique , el merito es tuyo yo solo tuve que seguir tus entrenos (Duros por cierto...muy duros),gracias por tu amistad desmesurada y sincera.

Un abrazo amigo.

Enrique Laso dijo...

Eduardo, EL MÉRITO ES SIEMPRE DEL QUE HACE LAS COSAS, y esto lo has hecho tú :)))
Yo te eché una mano (con entrenos muy duros, como bien dices), pero han sido tus ganas, tu sacrificio, tus constancia y TUS PIERNAS las que han podido hacerlo.
FELICIDADES!!!