miércoles, abril 02, 2014

Correr, correr y correr


                            



Este último mes y medio lo he pasado regular con mis dichosas rodillas.
Pese a tener una potencia pulmonar, de corazón y del tren inferior descomunal...
mis rodillas son de cristal. 
Llevan dándome la lata desde hace años, y sólo gracias a la suplementación
y a muchas horas de gym puedo seguir corriendo.
Tuve que pasar por el traumatólogo nuevamente,
otra vez resonancia de las rodillas, y, por suerte,
finalmente todo quedó en un buen susto.
Pero el trauma me advirtió nuevamente: mejor olvidarse de correr
a ritmos fuertes.
Ahora que estaba de nuevo como un tiro,
ahora que veía el Campeonato de España de Veteranos como asequible
y era más que factible colarme en la final del 5.000.
Bueno, pues a cuidarme un poquito...
y, desde luego, a...
correr, correr y correr.

No hay comentarios: