domingo, abril 06, 2014

LA GRAN EXPOSICIÓN

Hubo un tiempo en el que el futuro parecía mágico, en el que los hombre que poblaban la Tierra pensaron que habían alcanzado la más alta cota de desarrollo jamás imaginable. Y el príncipe de Alberto de Inglaterra, con la idea de mostrar al mundo el poderío de su país, organizó la primera GRAN EXPOSICIÓN en 1851, en la que se mostraron al público (más de 700.000 personas) los avances industriales y científicos de los grandes países del planeta. 
Para acoger este magnífico evento, se construyó el majestuoso PALACIO DE CRISTAL, una maravilla que desgraciadamente fue devastada por las llamas en 1936. Al menos nos quedan una gran cantidad de dibujos e ilustraciones, además de un puñado de fotografías. 

En la exposición pudieron verse materias primas, ropas, joyas, sanitarios, estufas modernas a gas, armamento, alimentos e incluso avances de higiene personal como nuevos dentífricos. Pero la verdadera atracción la suponía la maquinaria pesada, especialmente las locomotoras, las prensas hidráulicas y los telares mecánicos. 

En la GRAN EXPOSICIÓN participaron todas las grandes naciones de la época, pero resulta melancólico mencionar a alguno de los países participantes: Imperio Otomano, Prusia, Toscana, Persia...