domingo, mayo 18, 2014

1989 (IV): #Tiananmen


Sí, no sólo de música, libros y buenos momentos vive el hombre.
Aquel añorado 1989, del que se cumplen 25 años, y que 
tanto voy a recordar a lo largo de este 2014,
también estuvo plagado de acontecimientos históricos,
alguno de ellos tan trágicos como el de 
la Plaza de Tian'anmen (Pekín).

La muerte del líder reformista Hu Yaobang, al que el Partido Comunista
había relegado en los últimos tiempos, y el que no se le ofreciera 
un funeral de estado, fue la gota que colmó el vaso de una sociedad
reprimida, pobre hasta la miseria y sometida por el yugo 
de la dictadura. Así, miles de personas,
en su mayoría obreros y estudiantes,
tomaron la plaza más famosa de China e iniciaron
una serie de protestas pacíficas, 
que tenían como fin último seguir avanzando
en una serie de reformas que incrementasen los niveles
económicos de la sociedad y abriese un camino
hacia cierto grado de libertad.

Después de algunas semanas de tensión, el Gobierno decidió aplastar
las revueltas la madrugada del 4 de junio de 1989.
Más de 1.000 personas perdieron la vida y
cerca de 8.000 fueron heridas de diversa consideración.
Una tragedia terrible y abominable.

Encabeza el Post la imagen que dio la vuelta al mundo: 
un joven enfretándose, desarmado, a una columna de tanques.
Conmueve el valor de este héroe anónimo de la LIBERTAD...