sábado, septiembre 20, 2014

#MarkTwain no deja títere con cabeza


Si eres creyente acérrimo o no tienes una inteligencia muy fina y desarrollada... ¡aléjate de este libro! Te horrorizará, como ya advirtiera el propio Mark Twain en una carta, en la que afirmaba que no sería publicado jamás, pues sería considerado poco menos que una ignominia. Me recuerda, vagamente, al conflicto que yo mantengo sobre la publicación de CATACLISMO, libro cuya salida he postergado ya en sucesivas ocasiones.

Twain, un auténtico genio y un ser curioso hasta extremos inconcebibles, usa su fabuloso sentido de la ironía y su extrema inteligencia para mofarse de la religión, especialmente del Cristianismo. También de los norteamericanos, con su doble moral y su exacerbada demagogia. Una auténtica delicia.

Esta breve colección de cartas fue un éxito cuando por fin salió a la venta. Ahora, más de un siglo después de que fueran escritas, no han perdido un ápice de vigencia. El ser humano apenas ha evolucionado desde entonces, y las mofas de Twain sigan provocando hilaridad (una de la mejores maneras de evitar el cabreo).

Sensacional, señor Twain. 

No hay comentarios: