jueves, diciembre 31, 2015

#Adios2015 #Feliz2016

De este 2015 me quedo con muchas cosas buenas,
pero también con infinidad de malos recuerdos.
El terrorismo, la guerra y el hambre siguen asolando
a millones de personas en todo el planeta... no tenemos remedio.
La terrible fotografía del niño Aylan resume para mí 2015:
no se me va de la cabeza... 
En lo personal, salvo las dichosas lesiones, todo ha ido muy bien.
Pude volver a estar en la Final de un Campeonato de España,
algo que deseaba desde hacía tiempo.
Y las novelas negras del agente del FBI Ethan Bush,
que con tanto temor lancé,
por petición de cientos de lectores,
están siendo un éxito en todo el mundo.
MUCHAS GRACIAS
Por otro lado mi hija María obtuvo Matrícula de Honor
en Bachillerato, y se ha ganado estar estudiando ADE en la
Universidad Complutense de Madrid con una beca del 100%
Os deseo mucha felicidad para 2016, de modo que me despedido
con la que considero mejor canción de 2015,
que para mí se ha convertido en todo un himno: 

2 comentarios:

Olga Nunez Miret dijo...

Es cierto, las cosas en el mundo siguen mal, pero me alegro que en lo personal y en lo profesional te vayan bien. Y ahora, a conquistar el 2016 (y felicidades a tu hija!)

owachy dijo...

Seguro. Y parte de esa 'conquista' será juntos de la mano :)
Feliz Año!!!